Dragonlance

 

.: Menu :.

 

 

.: Debate del mes:.

 

 

.: La animación:.



Negociaciones para una película de acción real se han venido dando durante los últimos años, todas ellas sin éxito a causa de la relevancia para creadores de la saga y fans que tenía conseguir una adaptación lo más fiel posible a la obra original. Debido en parte a la imposibilidad de alcanzar un presupuesto suficiente (de 75 millones de dólares como mínimo) para ello y en parte a la insistencia de los directores en introducir elementos nuevos, no se ha lograda un acuerdo que respetara esta fidelidad. Una película de animación ha acabado siendo la mejor alternativa, por el momento, aunque su realización no cierra las puertas a una posible película de acción real en el futuro.

Estilo artístico

Se ha optado por un diseño fuertemente fuertemente occidental (radicalmente distinto al “manga”), que se mantiene fiel a los dibujos iniciales de la saga, especialmente a los de Larry Elmore y a los de Jeff Easley. No obstante, se ha actualizado un poco, así que también bebe bastante de los cómics que actualmente se están publicando en EEUU, basados en las Crónicas de la Dragonlance. En ambos casos, los responsables del filme sólo se han servido de ellos como punto de partida, ya que han aplicado variaciones para reflejar mejor su percepción del mundo y para facilitar la animación. Un ejemplo de esto último es lo ocurrido con los cuernos del casco de Sturm y la barba de Flint. Los primeros han sido eliminados por ser difíciles de representar y la segunda, que implica ya de por sí una gran tarea, se ha dejado completamente blanca.
El Sturm de Elmore, de los cómics y de la película, respectivamente

Flint en una imagen de Elmore, en el cómic y en la película

Como se puede ver, el estilo de la película es menos serio que el de los diseños originales y mucho menos oscuro que el de los cómics. Es mucho más colorido y brillante, hasta chillón en algunos casos, y con colores bastante planos. Esto simplifica el trabajo y permite diferenciar a los personajes en pantalla. Pero el principal motivo de este diseño es el público objetivo: los productores buscan una clasificación de PG-13, que en España equivaldría a “no recomendado para menores de 13 años”. A pesar de ello, Cindi Rice ha declarado que no se han eliminado escenas (se podrá ver, por ejemplo, Riverwind bañado por el ácido), dado que Las Crónicas de la Dragonlance no son una trilogía con altos contenidos de sexo, violencia o desnudez. Además, todo está tratado con el mismo tono adulto y sensible presente en las novelas. De modo que por este lado los fans no tienen nada que temer.

En cuanto a la animación, tiene un estilo híbrido, que combina los elementos 2D y los 3D. Los personajes humanoides, tanto los principales como los secundarios, están recreados en unas cuidadas dos dimensiones, mientras que los monstruos –draconianos o dragones, por ejemplo– están en tres dimensiones. Los escenarios, en cambio, presentan una mezcla de 2D y 3D. Todos estos elementos interactúan entre sí, de modo que, de las 1864 escenas que hay, más de 1600 tienen algún tipo de interacción. Por ejemplo, cuando un draconiano toca el pelo de Goldmoon o la espada de Sturm queda atrapada en el cuerpo de un draconiano. Hasta las escenas más simples, como la de Fizban en el Último Hogar, emplean efectos especiales.

Flint (en 2D) escondiéndose de un draconiano (en 3D)

Takhisis (en 3D) escupiendo su aliento ígneo sobre Huma (2D)

Puedes ver más en la Galería de Imágenes (en construcción).

EL TRÁILER:

De momento Paramount Pictures no lo ha distribuido entre el gran público a través de Internet. Sin embargo, se ha podido ver ya en dos convenciones americanas. En la Gen Con se mostró un tráiler inacabado, que consistía poco más que “animatics” y algunos extras como imágenes de la película y fragmentos de vídeos sobre la grabación de la banda sonora. Esto último fue añadido una semana antes, cosa que explica que el tráiler fuera tan burdo. En la Dragon Con se reprodució una versión más depurada, que al parecer será la final. Pero hasta que no se resuelvan unos cuantos asuntos contractuales, no podrá ser colgado en la red. Afortunadamente, fuentes internas han garantizado que eso sucederá dentro de poco, aunque no se ha dado ninguna fecha aproximada.

Kunoichi

Es un estudio que ha colaborado con Devil's Due en el diseño de los personajes para sus cómics. Aportó su experiencia con los Héroes de la Lanza en las primeras etapas de la creación de la película.


Cuando fueron invitados al proyecto por los productores en la Gen Con 2005, no se pudieron negar, estaban encantados. Una vez involucrados, colaboraron estrechamente con el director, Will Meugniot, para asegurarse de que habían acertado en el “look” de todos los personajes. Todos los miembros del equipo creativo acabaron dando el visto bueno.

Steve Kurth (el principal ilustrador de los cómics) también desempeñó un papel importante en el diseño de la película, elaborando los primeros bocetos. Posee un amplio abanico de estilos, de modo que no tuvo problema en apartarse del que usa el del cómic para adaptarlo a las necesidades del filme. Teniendo un conocimiento íntimo de los personajes, tiene sentido que se solicitaran sus habilidades para el desarrollo de la animación.

En resumen, Kunoichi no se dedica a un tipo de estilo concreto, sino que simplemente busca el más adecuado para el proyecto creativo en el que está involucrado.

Productor de animación

Boyd Kirkland ha trabajado en el negocio de la animación durante aproximadamente 30 años, empezando como un artista de “layouts” en 1979. No tardó en establecer una sociedad comercial junto a otros profesionales en Salt Lake City, Utah. El estudio fue subcontratado por muchas compañías de Los Angeles, como Hanna-Barbera, Ruby Spears, o Marvel Productions, para hacer “layouts” de varios shows, entre ellos Jana de la Selva , Thundarr el Bárbaro , Spiderman y sus Sorprendentes Amigos o Plastic Man .

En 1985, Kirkland se mudó con su familia a Los Angeles, donde participaría creando storyboards en películas como La Leyenda de Orin, Mi Pequeño Pony: la película o El Pequeño Nemo y en varias series, incluyendo Dragones y Mazmorras, Robocop o Gargoyles, héroes mitológicos. También dirigió y produció muchas series para Marvel Productions, entre ellas la misma Robocop y Bucky O'Hare.

En 1991, empezó a dirigir episodios de Batman: La Serie Animada para Warner Bros. También codirigió en 1993 Batman: la Máscara del Fantasma para la misma compañía, siguiendo con el hombre murciélago en 1998 dirigiendo, produciendo y escribiendo Batman: Subzero, galardonada con un premio Annie. También desarrolló y escribió otras series para Warner Bros: Mujer Maravilla , Metal Men , Legión de Superhéroes , , Invasión América , Lupin III .

En el año 2000, Kirkland fue contratado por Marvel Entertainment y Film Roman para producir X-Men: Evolution, serie de 4 temporadas en la que también dirigió y escribió varios episodios.

Actualmente, Kirkland trabaja como "freelancer”, poniendo su talento como escritor, desarrollador e ilustrador en varios proyectos. El más reciente de ellos es Dragonlance: Dragons of Autumn Twilight.

 [Volver]