Dragonlance

 

.: Menu :.

 

 

.: Debate del mes:.

 

 

.: El Ejército de los Dragones:.


El Ejército de los Dragones es una de las organizaciones militares al servicio de Takhisis más famosas de todos los tiempos. Su ambición no tenía límites y quizás fue por esto que, siguiendo el axioma "el Mal se vuelve siempre contra sí mismo", su final se precipitó cuando tenían la victoria al alcance de su mano.

Origen

En los albores de la Era de la Desesperación, la diosa del Mal Takhisis descubrió la Piedra Fundamental (o Piedra Fundacional, según algunas fuentes) del destruido Templo de Istar, donde el Príncipe de los Sacerdotes había exigido al jefe del panteón del Bien, el dios Paladine, que le concediera el poder necesario para erradir el Mal de la faz de Krynn para siempre, provocando el Cataclismo. En esta piedra Takhisis vio su oportunidad de escapar del Abismo y regresar al mundo, su eterno anhelo, así que colocó la piedra en la llanura de Neraka y, mediante la magia, un pervertido templo empezó a crecer a partir de la Piedra Fundamental.

Takhisis utilizó este nuevo templo como un portal para acceder a Krynn. Mediante este acceso al mundo, la Reina de la Oscuridad fue capaz de despertar a sus dragones malignos, dragones cromáticos de cinco colores: azul, rojo, negro, verde y blanco. Luego la diosa regresó al Abismo para preparar sus fuerzas para la guerra que desataría por el control absoluto de Ansalon y, más tarde, de todo Krynn.

Sin embargo, en el año 157 DC, dos jóvenes humanos- hermano y hermana- descubrieron la Piedra Fundamental. Mientras la joven Jasla percibió al instante la malignidad del lugar, su hermano Berem se sintió atraído por la belleza de las gemas que adornaban la piedra y decidió quedarse con una. Jasla intentó impedírselo temiendo que la gema lo dañara pero él pensó que su hermana quería apoderarse de la gema y la mató. El espíritu de Jasla quedó atrapado en la Piedra Fundamental y la verde gema se incrustó en el pecho de Berem. Más tarde, cuando Takhisis intentó regresar de nuevo a Krynn por el portal de su templo en Neraka, se encontró con el espíritu de Jasla bloqueándole el paso y, frustrada por este contratiempo, decidió enviar a sus agentes en búsqueda de Berem, el Hombre Eterno o el Hombre de la Joya Verde como llegaría a conocerse.

En el año 287 DC, bajo las órdenes de Takhisis, los dragones cromáticos atacaron la Isla de los Dragones y robaron los huevos de los dragones metálicos, dragones fieles al Bien. Cuando los dragones del bien lo descubrieron quisieron recuperarlos pero los dragones malignos de Takhisis los chantajearon haciéndoles jurar que no intervendrían en la inminente guerra. Si mantenían el Juramento de Neutralidad, sus hijos les serían devueltos.

Mientras tanto, las fuerzas de Takhisis empezaron agruparse.

Historia

Se podría datar el nacimiento del ejército en el año 332 DC, cuando Takhisis se fijó en un joven guerrero que mató a su padre, y, tras su vuelta victoriosa de la campaña khur contra los ogros de Blöten, le otorgó su favor: el joven Duulket Ariakas habría de convertirse en su campeón y cabeza de sus ejércitos. También personalmente seleccionó Takhisis un año más tarde a otro de sus campeones, Verminaard, Señor de Nidus.

Ese mismo año, Ariakas llegó a Sanction, donde conoció al Sumo Sacerdote de Takhisis Wyrllish Parkane y la sacerdotisa del Templo de Luerkhisis, Lyrelee. Wyrllish le informó a su llegada de la existencia de un moho capaz de corromper huevos de dragón y Ariakas decidió supervisar personalmente la obtención de este componente mientras Wyrllish, ayudado por el mago de Túnica Negra Dracart Harrawell, investigaban el desarrollo del proceso de mutación para crear soldados a partir de los huevos de dragón. Poco después, con la ayuda del dragón rojo Harkiel, estas pesquisas originarían una nueva raza: los draconianos.

Mientras tanto, Ariakas se concentraba ya plenamente, desde Sanction, en la construcción de su ejército. Takhisis jamás ha tenido el mayor interés por los pormenores bélicos así que le cedió el control total a Ariakas, mientras ella se dedicaba a pincelar los rasgos más generales de la estrategia que su ejército habría de seguir para conquistar Ansalon. En el año 337 DC se tomó la decisión de separar el ejército en cinco partes, cada una llamada Ala y representado uno de los colores de los dragones cromáticos. Cada Ala estaría capitaneada por un Señor del Dragón y Ariakas sería el comandante en jefe de todo el ejército y el auto-proclamado Emperador de Ansalon. Además, Ariakas empezó a mover sus piezas reclamando los territorios de Taman Busuk, Estwilde, Kern, Khur y las islas del Mar Sangriento bajo su control, lo que se tradujo en un enorme influjo de tropas ogras y minotauras para el Ejército de los Dragones. Con Sanction como su principal puerto e Estwilde su mayor fuente de tropas de reserva, el ejército creció exponencialmente, para deleite de Su Oscura Majestad, Takhisis.

El Ala Negra fue primeramente encabezada por el Señor del Dragón Maldeev, quien previamente había sido asignado al Ala Azul. Maldeev se preocupó de reclutar tropas y dragones y entrenarlos desde su base en la Torre de Salimsha, en la frontera entre Kern y Khur. Sin embargo, Maldeev vio su final en la forma de uno de sus propios dragones, una negra llamada Khisanth. En el año 345 DC, Lucien de Takar sucedía a Maldeev.

El Ala Azul fue establecida por el propio Ariakas, siendo la segunda en orden de fundación tras el Ala Roja. El rápido aumento del número de sus tropas forzó a Ariakas a delegar el mando del Ala a otro Señor del Dragón. No se sabe con certeza quién fue el primer Señor del Dragón del Ala Azul, si bien se cree que éste fue Merinsaard. Para cuando la guerra se inició, sin embargo, la guerrera Kartilann de Khur se había hecho con ese puesto, ayudada por su eficiente Maestro del Dragón, la guerrera de Solace Kitiara Uth Matar.

También el Ala Roja fue fundada por Ariakas, si bien, siendo la más numerosa, quedó patente que Ariakas debería delegar el mando del Ala a otro Señor del Dragón, como hizo con el Ala Azul. El primer Señor del Dragón fue la guerrera Phair Caron, que se mantuvo ocupada todo el tiempo preparando su ala para la guerra.

Por su parte, el Ala Verde fue dirigida en un comienzo por un Señor del Dragón desconocido que entrenó a sus tropas en todo tipo de formas de combate. Sin embargo, en los inicios de la guerra fue destituido por su ineficacia y su nombre se perdió en el tiempo.

Por último, el Ala Blanca se fundó aproximadamente durante el mismo periodo que el resto de las Alas. Su primer Señor del Dragón fue Feal-Thas, cuya misión era preparar a su Ala para que fuera capaz de prestar apoyo al resto de las fuerzas de Takhisis.

La Guerra de la Lanza año a año:

348- 349 DC

Al iniciarse el verano de 348, Ariakas ordena al Ala Roja dirigirse a las tierras de Nordmaar junto con el Ala Verde, para conquistar el territorio en nombre de la Reina de la Oscuridad. El Señor del Dragón Phair Caron lidera a los dragones rojos en numerosos ataques en Nordmaar, destacando en las batallas de Valkinord y Ciudadela Norte. En pocas semanas el Ala Roja y el Ala Verde han conquistado Nordmaar y la Ciudadela Norte se rinde. Parte del Ala Roja se queda para asegurar enclaves estratégicos mientras que la mayoría del ejército se prepara para otra ofensiva.

Durante ese verano, Ariakas ordena al Ala Azul volar a la región del Nuevo Mar para establecer una base del Ejército de los Dragones y asegurar la zona. La Señora del Dragón Kartilann lidera al Ala Azul desde su montura, Skie, en un asalto contra la tribu Wemitowuk local de Schallsea. Las fuerzas del Ala Azul son inicialmente repelidas y una flecha Wemitowuk acaba con la vida de Kartilann. La montura de la Maestra del Dragón Kitiara Uth Matar también perece en el ataque pero Skie rescata a Kitiara y juntos asumen el mando del Ala Azul, liderando sus fuerzas a la Victoria. Ariakas asciende a Kitiara a la posición de Señora del Dragón del Ala Azul y Skie se convierte en su íntimo amigo y montura permanente.

En otoño del año 348 DC Valkinoord es arrasada por las fuerzas conjuntas del Ala Roja y el Ala Verde.

A pesar de ser un elemento crucial en la conquista de Nordmaar, el Señor del Dragón del Ala Verde recibe órdenes de prepara sus fuerzas para trasladarse a las tierras de Khur para otra ofensiva. En el 349 DC, el Ala verde marcha por el desierto reino de Khur para asegurar algunas posiciones avanzadas y consolidar durante el invierno la tenue alianza que se había establecido previamente con Khur en el año 341 DC. Sin embargo, los jefes de algunas tribus de Khur se enfurecen ante la ocupación del Ejército de los Dragones e inician una rebelión. Salah, figura clave de la poderosa tribu Khur, ya aliado con Ariakas, ofrece su ayuda para sofocar la rebelión. El Señor del Ala Verde es destituido y Salah-Khan ocupa su puesto. El guerrero khur aplasta la rebelión y establece un mandato firme sobre Khur, rindiendo la nación al resto de territorio conquistado por el Ejército de los Dragones.

Sólo un año antes, Ariakas había asegurado a Lorac Caladon, gobernante de Silvanesti, que no invadiría el reino élfico. Sin embargo, en el verano del año 349 DC, envía al Ala Roja a Silvanesti. Fresca tras la victoria en Nordmaar, la Señora del Dragón Phair Caron lidera el Ala Roja en una serie de incursiones devastadoras por todo Silvanesti septentrional.

Con Khur asegurada, Salah-Khan recibe la orden de proveer de tropas al Ala Roja en Silvanesti. El Señor del Dragón envía a uno de sus generales, Topus, junto con un contingente de sus dragones y tropas para ayudar en la Campaña de Silvanesti.

Tras la victoria de Schallsea, el Ala Azul es también enviada a asistir al Ala Roja en la Campaña de Silvanesti. Kitiara envía a su lugarteniente, el Maestro del Dragón Topus, a ayudar a la Señora del Dragón Phair Caron en el conflicto. Con la ayuda de Topus y varias unidades del Ala Azul, el Ala Roja se adentra en Silvanesti hasta que casi alcanzan las puertas de la capital, Silvanost.

En un intento desesperado de detener a los invasores, el Orador de las Estrellas Lorac utiliza el poder de un Orbe de los Dragones, cuyo poder se le escapa de las manos desatando pesadillas inimaginables en toda la región. La Señora del Dragón Phair Caron se vuelve loca y es abatida por sus propias tropas. La derrotada Ala Roja huye del reino élfico junto con el resto de las tropas del Ejército de los Dragones.

El Ala Negra es enviada junto al Ala Blanca al este, a la región de Balifor. Mientras el Ala Blanca continua hacia Goodlund, el Ala Negra lanza su conquista sobre Balifor. Después de varias batallas estratégicas consigue derrotar a las fuerzas defensoras y ocupar Balifor durante el invierno del año 349 DC. La primera gran ofensiva del Ala Blanca se desata sobre la región de Goodlund, también durante ese invierno, liderada por el Señor del Dragón Feal-Thas. Además, el Ala Blanca también presta cierto apoyo minoritario durante el conflicto de Silvanesti.

350 DC

Tras la pérdida de su Señora del Dragón y la derrota en la Campaña de Silvanesti, el Ala Roja se reagrupa en Neraka. Ariakas elige al clérigo oscuro Verminaard de Nidus como nuevo Señor del Dragón y reabastece al Ala Roja con más tropas, armas y una nueva misión. Verminaard recibe específicamente la misión de atrapar al Hombre de la Joya Verde para la Reina de la Oscuridad, así como atrapar a clérigos verdaderos y recuperar artefactos sagrados.

Sufriendo también la pérdida de tropas tras la Campaña de Silvanesti, el Ala Azul recruta millares de nuevas tropas, incluyendo un vasto número de goblins, hobgoblins, ogros, mercenarios humanos y kobolds. Se establecen más líneas de abastecimiento y el entrenamiento de las nuevas tropas mientras los oficiales discuten el asalto a Solamnia occidental.

El Ala Verde se encuentra con el surgimiento de levantamientos en Khur, dificultando el mantenimiento del orden. Durante este año, el ejército recluta más tropas. Además, Ariakas intenta asegurar que cada uno de sus ejércitos puedan controlar las regiones conquistadas y envía fuerzas especializadas desde Neraka. El Ala Verde continua manteniendo el control de las fronteras septentrionales de Silvanesti, esperando que la Pesadilla de Lorac cese para poder reclamar el reino élfico de Silvanesti para el Ejército de los Dragones

El Ala Negra pasa la mayor parte del año consolidando su control en la región de Balifor y reclutando nuevas tropas. Ariakas envia al ejército ayuda en forma de tropas especializadas, reconociendo que el Ala Negra está preparada para los siguientes asaltos al este de Ansalon. El Señor del Dragón Lucien empieza a establecer alianzas con los enanos oscuros de Zhakar y con los ogros de Blöde en un intento de agregar más tierras orientales al control del Ejército de los Dragones.

El Ala Blanca se atrinchera en su área mientras se reabastece y recluta nuevas tropas. Feal-Thas se percata de que las zonas templadas no son adecuadas para sus dragones y envía exploradores al sur del Muro de Hielo para determinar la viabilidad de una base en el lugar.

351 DC

Tras recibir informes favorables sobre el terreno, el Ala Blanca migra al sur del Muro de Hielo. Feal-Thas instala sus fuerzas en el Castillo del Muro de Hielo, donde reagrupa a sus fuerzas y prepara otro asalto. Feal-Thas establece una especie de alianza con los thanoi (hombres-morsa). Un grupo de héroes, entre los que se encuentran Sturm Brightblade y Laurana Kanan, se infiltran en el Castillo del Muro de Hielo y matan al Señor del Dragón Feal-Thas antes de escapar.

El señor del Dragón Lucien, teniendo ya el control sobre Balifor, Zhakar y Blöde, consolida el control de gran parte de Ansalon oriental. Ariakas no sólo lo reabastece con más tropas sino con una de las temibles ciudadelas flotantes. Lucien divide sus fuerzas a través de las tierras conquistadas y aparecen gran número de guarniciones en Nordmaar y otras regiones conquistadas por algún otro Ala. Ariakas ordena al Ala Negra ocupar las tierras conquistadas y no sumergirse en más asaltos, dejando este deber a las más poderosas Alas Roja y Azul.

Durante la primavera, el Ala Azul se une al Ala Roja en un vuelo hacia Throt y Lemish, regiones ambas que ya habían capitulado ante el Ala Azul previamente. El Ala Azul se desvía hacia el norte y se dirige a las Montañas Dargaard. La Señora del Dragón Kitiara se detiene en el Alcázar de Dargaard en la región de Nightlund, donde conoce al caballero de la muerte Lord Soth. El caballero de la muerte se enamora de Kitiara y accede a servir, junto con su legión de espectros, al Ala Azul a cambio del alma de Kitiara cuando muera. Kitiara regresa al ejército acompañada de Soth y su legión de guerreros espectrales. El Ala Azul lanza un violento ataque contra la ciudad de Kalaman, que capitula ante el Ala Azul tras una sangrienta batalla. La región solámnica de Hinterlund se rinde también al control del Ala Azul. El ejército lucha contra los solámnicos hasta la Torre del Sumo Sacerdote, ganándoles más terreno.

El Ala Roja avanzan hacia Throt y Lemish, desde donde preparan su invasión a Solamnia, que durará tres estaciones desde el verano. El ejército ataca y conquista Solanthus y Thelgaard, ciudad a la que prenden fuego. De esta forma empujan a los solámnicos en retirada hacia Caergoth. En el verano, el Ala Roja se divide en dos: el Maestro del Dragón Kansaldi Fire-Eyes continua luchando contra las fuerzas solámnicas en el sur de Solamnia mientras que el Señor del Dragón Verminaard toma la otra parte del ejército y lo lleva al sur, cruzando el Nuevo Mar, hasta Abanasinia. Desde allí, el Señor del Dragón reclama Solace, Que-Shu, Pax Tharkas y un gran número de regiones de Abanasinia mientras continua su búsqueda de artefactos sagrados y al Hombre de la Joya Verde. En otoño se inicia la campaña contra Qualinesti. Sin embargo, al final del año, mientras Qualinost- capital de los elfos qualinesti- es evacuada, un grupo de aventureros itinerantes que llegarían a ser conocidos como Héroes de la Lanza se infiltran en Pax Tharkas y se enfrentan a Verminaard. A pesar de luchar fieramente, finalmente cae y con él las fuerzas de la zona.

El Ala Verde mantiene buena parte de Kern, Khur, Throtl y el norte de Silvanesti. Cualquier otro ataque a Ansalon oriental cesa mientras que el Ala Verde lucha por mantener el control de los reinos conquistados.

Durante los meses finales del año, un destacamento del Ala Azul es enviado a Tarsis para asistir al Ala Roja en la ocupación de la asediada ciudad de Tarsis, que se encuentra totalmente indefensa después de que el Ejército de los Dragones haya engañado al ejército de defensa de Tarsis desviándolo hacia el norte. La Señora del Dragón Kitiara tiene además otros planes: pretende capturar a los aventureros que han matado a Verminaard. Finalmente, Tarsis queda totalmente destruida pero los aventureros escapan y, por consiguiente, el Ala Azul regresa al norte.

352 DC

Durante los primeros meses de invierno el Ala Azul se ve privada de nuevos reclutas y suministros, ambos esenciales para el violento ataque que prepara contra Solamnia. En primavera, sin embargo, recuperan la fuerza suficiente para asediar la Torre del Sumo Sacerdote. Sin embargo, los dragones azules caen víctimas del poder mágico de un Orbe de los Dragones, descubierto por la princesa qualinesti Laurana Kanan y el kender Tasslehoff Burrfoot. A pesar del riesgo de ser derrotados, la Señora del Dragón Kitiara continua el ataque, lanzándose ella misma junto con Skie contra un Caballero de Solamnia que los desafía, solitario, desde la azotea de la torre. Kitiara se da cuenta de que es su antiguo compañero y amigo Sturm Brightblade tras abatirlo y ordena la retirada de sus diezmadas fuerzas, regresando a las regiones solámnicas bajo control del Ejército de los Dragones.

La muerte de Sturm Brightblade inspira a las fuerzas solámnicas, que pronto se alían con otras naciones en una alianza conocida como la Piedra Blanca. Además, los dragones metálicos abandonan su neutralidad en la guerra, apoyando activamente a las fuerzas de la coalición de la Piedra Blanca.

Durante la Campaña de Vingaard, las fuerzas del Ala Verde en Throt se ven atacadas por las fuerzas de la Piedra Blanca, que lideradas por el Áureo General recuperan el alcázar de Vingaard. El Maestro del Dragón Kadagh manda a sus dragones verdes junto con sus ogros, goblins y fuerzas draconianas a algunas ofensivas menores a lo largo del Río Vingaard. Sin embargo son superados por el mayor número de las fuerzas de la Piedra Blanca, que bajo el mando del elfo qualinesti Gilthanas Kanan y su dragón plateado D'Argent rompen el cerco a Kalaman. Las fueras del Ala Verde de la región son diezmadas y el Maestro del Dragón Kadagh es capturado y hecho prisionero por las fuerzas de la Piedra Blanca. Pocos supervivientes escapan hacia las Montañas Dargaard, desertando al mismo tiempo.

Además, tras la muerte de Verminaard, Ariakas asume el mando directo del Ala Roja, que es trasladada a Neraka. A pesar de luchas en algunas batallas contra las fuerzas de la Piedra Blanca, para la primavera se atrincheran en la oscura ciudad.

La Señora del Dragón Kitiara planea junto con uno de sus oficiales, Bakaris, la captura de la princesa elfa, el Áureo General. Laurana es secuestrada y llevada a la oscura ciudad de Neraka, dejando a las fuerzas de la Piedra Blanca momentáneamente noqueadas al faltarles su carismático líder.

Ariakas asigna al hobgoblin Toede como nuevo Señor del Dragón del Ala Blanca. Bajo su ineficaz mando, el Ala Blanca se mantiene la mayor parte del año inactiva y es finalmente derrotada por las fuerzas de Kenderhome. Toede, que se ha dedicado a perder el tiempo en Balifor gran parte del año, acaba muriendo en una partida de caza.

El Señor del Dagón Ariakas llama al resto de las Alas a Neraka al mismo tiempo para presenciar el regreso de la Reina de la Oscuridad al plano mortal. Kitiara manda a sus fuerzas de vuelta a la ciudad mientras se prepara para presenciar el regreso de Takhisis y trama al mismo tiempo la caída de Ariakas, esperando poder ocupar su lugar como cabeza del Ejército de los Dragones.

Sin embargo, cerca de la conclusión de la ceremonia en el Templo de Neraka, Ariakas muere a manos de Tanis Semielfo, uno de los Héroes de la Lanza. Así mismo, el Hombre de la Joya Verde, que había acompañado a los Héroes de la Lanza causa el derrumbe del Templo de Takhisis en la ciudad, sembrando el caos y la destrucción. Las fuerzas de la Piedra Blanca asedian al Ejército de los Dragones. La Señora del Dragón Kitiara consigue que su ejército escape de Neraka a tiempo, con la ayuda de Lord Soth y su legión de espectros. Las fuerzas del Ala Negra de Lucien se retiran a Goodlund, donde mantienen la región en una firme alianza con los minotauros de las Islas Sangrientas para contener a las fuerzas del Bien. El Ala Verde de Salah-Khan, en su retirada, se ve atacada no sólo por las fuerzas de la Piedra Blanca sino por la propia Ala Roja. Los restos del Ala Roja se escabullen de Neraka y, bajo el nuevo liderazgo del Señor del Dragón Rugoheras, que se ha autoproclamado sucesor de Ariakas, intenta traer a Takhisis de vuelta con resultados similares a los de su predecesor, gracias a la intervención de un grupo de aventureros. El ejército, sin un líder, cae en la lucha interna por el poder.

Tras la victoria de las fuerzas de la Piedra Blanca y la liberación de los territorios ocupados se firma un tratado de paz que otorga ciertos territorios a las fuerzas del Ejército de los Dragones restantes. Así, el Ala Roja obtiene el control de Nordmaar y Kern mientras que el Ala Negra obtiene el control de las Tierras Vacías y las Llanuras Dairly, manteniendo entre las dos una importante presencia en el Ansalon oriental. El Ala Verde logra mantener su dominio sobre las tierras de Khur y el sur de las Montañas Khalkist, incluyendo Blöten mientras que el Ala Azul consigue controlar las Khalkists centrales, con Neraka y Sanction, así como todas las tierras que se extienden por Throt y Lemish, limitando con Garnet y hacia el norte, con frontera en las Montañas Dargaard. Así, gran parte de la mitad este de Ansalon queda bajo dominio del Ejército de los Dragones.

Los últimos coletazos de la mayor parte de las Alas han quedado difuminados por la gran victoria obtenida por las fuerzas de la Piedra Blanca en Neraka, pero he aquí lo que se sabe del destino de las distintas Alas del Ejército de los dragones:

Ala Negra: El Señor del Dragon Lucien y sus oficiales mantienen una alianza con los minotauros hasta que, en el año 355 DC, Lucien es asesinado por uno de sus oficiales, Golias, quien planeaba hacerse con el control del Ala. Sin embargo, Golias es descubierto y asesinado por otro de los oficiales, Marcus Cadrio, quien lidera el Ala durante dos años sin asumir el título de Señor del Dragón. Bajo su mando lanzaron un ataque contra Gwynned, en Ergoth del Norte, en un nuevo intento de conquistar Ansalon. No obstante, Cadrio pereció en la campaña y las fuerzas restantes se dispersaron en el año 357 DC.

Ala Roja: Un nuevo Señor del Dragón, Karalas, surge para reunir una vez más al ejército del Ala Roja. Sus fuerzas marchan a Kern en el año 357 DC, donde establecen una alianza con los ogros. Sin embargo, poco tiempo después la alianza se malogra y el Ala Roja es destruída por hordas de ogros, luchas internas y los ataques de las fuerzas de la Piedra Blanca.

Ala Blanca: Este ejército se traslada nuevamente al Muro de Hielo liderado por el nuevo Señor del Dragón Barbarossa. Sin embargo, el Ala Blanca sufre enormemente para mantener las fronteras del Muro de Hielo y finalmente, en el año 357 DC, es completamente destruída.

Ala Verde: Tras la derrota de Neraka, el Ala Verde huye de las tierras ogras y se refugia en Khur y el norte de Silvanesti, pero las tribus khurs se alzan de nuevo contra el Señor del Dragón Salah-Khan y, en el año 356 DC, un gran número de guerreros independientes liderados por el Caballero de Solamnia Morgan di Kyre tienden una emboscada al Señor del Dragón y gran parte de sus fuerzas, destruyéndolos. Un nuevo Señor del Dragón, Hullek Skullmasher, se alza y reagrupa a las fuerzas del Ala Verde y se alía con las fuerzas del Ala Azul en la Guerra de la Dama Oscura.

La Guerra de la Dama Azul

Mientras las otras Alas luchaban por su supervivencia, el Ala Azul experimentó una época de prosperidad. La mayor parte de las tropas se trasladaron a Sanction. Kitiara dedica parte de su tiempo a engatusar al aprendiz de su hermano, un elfo silvanesti llamado Dalamar enviado por el Conclave de Magos en calidad de aprendiz para espiar al archimago Raistlin Majere. En el año 357 DC, la Señora del Dragón Kitiara firmó una alianza con el Ala Verde mediante la cual el Señor del Dragón Hullek Skullmasher y sus fuerzas prestarían apoyo al Ala Azul en la inminente guerra que se preparaba. En el segundo día del mes de Arroyoverde (2 de marzo), la ciudadela flotante de Kitiara sobrevoló la Torre del Sumo Sacerdote y, al día siguiente, la Señora del Dragón lanzó su ataque sobre Palanthas. Sin embargo, Tanis Semielfo y Sir Markham lideraban la defensa de la ciudad contando con la ayuda de tropas solámnicas y algunos dragones metálicos.

Mientras fuerzas atacantes y defensoras se extendían por toda la ciudad, Kitiara se dirigió a la Torre de Palanthas para desbaratar los planes de su hermano Raistlin de ascender a divinidad, que resultaban extremadamente inconvenientes para los planes de la Señora del Dragón. Sin embargo, el aprendiz Dalamar intentó detenerla y acaba con su vida. Sin nadie que las liderara, las fuerzas del Ala Azul supervivientes se retiraron y dispersaron y la última de las Alas del Ejército de los Dragones desapareció para siempre.

Organización y funcionamiento

El Ejército de los Dragones se dividió en cinco Alas poco tiempo después de su creación. Cada Ala abrazaría uno de los cinco colores de los dragones cromáticos, creados a imagen y semejanza de su diosa.

El Ala Roja: la más numerosa y poderosa de las Alas, lideró las mayores ofensivas de la Guerra de la Lanza, convirtiéndose en un arma de muerte y opresión. Este Ala estaba controlada por un Señor del Dragón, varios Maestros del Dragón y uno o dos oficiales llamados "Fewmasters". El Ala Roja estaba comprendida por un buen número de dragones rojos, si bien los más poderosos de ellos tendrían a servir directamente a Takhisis, sin implicarse con este Ala. Además, al Ala se incorporaron draconianos, goblins, mercenarios humanos, hobgoblins, ogros y gigantes de las colinas.

El Ala Azul: considerada la segunda Ala más poderosa, participó en muchas de las principales ofensivas conjuntamente con el Ala Roja, siendo conocida entre sus enemigos por la cruel eficiencia con la que obtenía cada victoria en el campo de batalla. Estaba controlada por un Señor del Dragón y una hueste de Maestros del Dragón que mantenían una red de aliados y espías al servicio de su señor. Este Ala estaba apoyada por un pequeño número de dragones azules, que probaron ser los más eficientes y leales de los dragones que apoyaron al Ejército de los Dragones. Todos ellos reverenciaban a Skie y a la Señora del Dragón Kitiara, percibiéndolos como una sola entidad. El Ala Azul estaba formada por mercenarios humanos, kobolds, draconianos y un reducido número de goblins que, generalmente, se mantenían en la reserva. Fue la única Ala que utilizó no muertos, liderados por el caballero de la muerte Lord Soth.

El Ala Verde: la tercera Ala más poderosa del Ejército de los Dragones lideró numerosos ataques durante la Guerra de la Lanza y ofreció apoyo a las Alas Roja y Azul. Estuvo liderada por un Señor del Dragón con varios Maestros del Dragón a su cargo. Los dragones verdes que apoyaban a este Ala eran irrespetuosos con todas las tropas pero profesaron un profundo respeto hacia el Señor del Dragón Salah-Khan. Las tropas del Ala Verde estaban formadas por humanos, ogros, goblins y hobgoblins.

El Ala Negra: fue la cuarta en poder dentro del Ejército de los Dragones. Su papel durante la campaña de conquista de Ansalon se centró básicamente en servir de apoyo al resto de ejércitos así como asegurar la ocupación de las tierras previamente conquistadas. Liderada por un Señor del Dragón a quien servían un buen número de Maestros del Dragón y una gran hueste de dragones negros. El Ala completaba el grueso de sus tropas con ogros, humanos, draconianos y gigantes de las colinas.

El Ala Blanca: fue la más pequeña de las Alas y su papel principal era apoyar al resto de los ejércitos en sus campañas. Liderada por un Señor del Dragón y varios Maestros del Dragón ante él, contaba con el apoyo de un pequeño número de dragones blancos. Las tropas estaban formadas por humanos, minotauros, draconianos y thanois.

Existían, además, siete tipo de ejércitos dentro del Ejército de los Dragones:

- Ejércitos draconianos: uno de los ejércitos con más bajos, al ser esencialmente infantería de primera línea de fuego. Estaba generalmente liderado por un humano, ya que se intentaba que los draconianos no alcanzaran demasiado poder y, además, se conocía su irresistible impulso de luchar unos contra los otros. Las tropas estaban formadas por dos razas de draconianos: los baaz y los kapak. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Marshal de Vuelo (humano)

1ª Brigada:

1 comandante humano, 1 compañía de 240 baaz y 2 compañías de 250 baaz.

2ª Brigada:

1 comandante humano, 2 compañías de 150 kapak y 1 compañía de arqueros 90 kapak.

3ª Brigada:

1 comandante humano, 1 compañía de 150 kapak, 1 compañía de 150 baaz y una compañía de 150 arqueros kapak.

Ala de Dragón:

dragones destinados a este ejército.

Un famoso ejemplo fue la Brigada de Ingenieros draconianos liderados por Kang, que prestaban apoyo a la infantería mediante la construcción de puentes y otras estructuras útiles en campaña.

- Infantería mercenaria: formada por soldados draconianos y humanos. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Marshal de Vuelo (humano)

1ª Brigada:

1 comandante humano, 1 sub-comandante baaz, 1 compañía de 240 baaz, 1 compañía de 150 humanos de infantería pesada y 1 compañía de 150 humanos de infantería ligera.

2ª Brigada:

1 comandante humano, 1 sub-comandante kapak, 1 compañía de 150 soldados de infantería kapak, 1 compañía de 150 humanos de infantería pesada y 1 compañías de 240 humanos de infantería ligera.

3ª Brigada:

1 comandante humano, 1 sub-comandante baaz, 1 compañía de 150 arqueros baaz, 1 compañía de 240 humanos de infantería pesada y 1 compañía de 150 humanos de infantería ligera.

Ala de Dragón:

dragones destinados a este ejército.

- Caballería: formada por mercenarios, no era muy utilizada debida al pavor que los dragones inspiraban en los caballos. Además, el coste de entrenar a estas monturas era muy elevado mientras que los dragones además ofrecían mayor poderío en la batalla. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Marshal de Vuelo (humano)

1ª Brigada:

1 comandante humano, 1 sub-comandante baaz, 1 compañía de infantería de 240 baaz, 1 compañía de 120 humanos de caballería pesada y 1 compañía de 150 humanos de caballería ligera.

2ª Brigada:

1 comandante humano, 1 sub-comandante baaz, 1 compañía de 150 soldados de infantería kapak, 1 compañía de 160 humanos de caballería pesada y 1 compañías de 240 humanos de caballería ligera.

3ª Brigada:

1 comandante humano, 1 sub-comandante baaz, 1 compañía de 150 arqueros humanos, 1 compañía de 160 humanos de caballería pesada y 1 compañía de 243 humanos de caballería ligera.

Ala de Dragón:

dragones destinados a este ejército.
(opcional)

- Infantería ogra: compuesta por ogros de las regiones de Kern y Blöde, utilizaban una estrategia particular basada en fuerzas ogras de Kern que atacaban y seguidamente se retiraban mientras los ogros de Blöde representaban la fuerza bruta. Los humanos que formaban parte de este ejército eran básicamente esclavos bajo los que pendía la amenaza de muerte, no sólo para ellos sino para sus familias que permanecían en tierras ogras. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Jefe Ogro

1ª Brigada:

1 comandante ogro, 2 sub-comandantes ogros, 3 compañías de infantería de 120 ogros, 1 compañía de infantería pesada de 120 humanos y 2 compañías de infantería ligera de 120 humanos.

 

1ª Gigantes:

1 comandante ogro y 1 compañía de 30 gigantes de las colinas.

- Infantería kobold: compuesta de infantería, lanzadores de honda y algo de caballería. De naturaleza cobarde, los kobolds prefieren las emboscadas. Sin embargo, bajo el servicio del Ejército de los Dragones fueron utilizados básicamente como unidades de choque, primero con sus lanzadores de honda y dejando paso después a la infantería. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Líder de Guerra Kobold

1ª Brigada:

1 teniente kobold, 2 compañías de infantería de 150 kobolds, 1 compañía de lanzadores de honda de 100 kobolds.

2ª Brigada:

1 teniente kobold, 2 compañías de infantería de 150 kobolds, 1 compañía de lanzadores de honda de 100 kobolds.

3ª Brigada:

1 teniente kobold, 1 compañía de infantería de 150 kobolds, 2 compañías de caballería de 50 kobolds.

- Infantería goblin: compuesta por goblins, hobgoblins, y algunos trolls. Los hobgoblins solían tener el mando al ser mejor soldados y tener mentes militares. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Jefe Hobgoblin

1ª Brigada:

1 sub-jefe hobgoblin, 1 compañía de infantería pesada de 150 hobgoblins y 2 compañías de infantería ligera goblin.

2ª Brigada:

1 sub-jefe hobgoblin, 1 compañía de infantería pesada de 150 hobgoblins, 1 compañía de caballería de lobos con 100 goblins y 1 compañía de 100 arqueros goblins.

3ª Brigada:

1 sub-jefe hobgoblin, 1 compañía de infantería pesada de 150 hobgoblins, 1 compañía de caballería de lobos con 100 goblins y 1 compañía de 100 arqueros goblins.

- Marina minotaura: compuesta por soldados minotauros bajo el mando de un jefe menor de una de las casas minotauras leales a la causa. Normalmente atacarían con 10 buques de guerra en aguas templadas o con 20 buques de perforación de hielo en el Muro de Hielo. Su estructura era la siguiente:

Commandante: Jefe Minotauro

1ª Brigada:

1 jefe de guerra minotauro y 2 compañías de 120 marines minoauros.

2ª Brigada:

1 jefe de guerra minotauro y 2 compañías de 120 marines minoauros.

3ª Brigada:

1 jefe de guerra minotauro y 2 compañías de 120 marines minoauros.

4ª Brigada:

1 jefe de guerra minotauro y 2 compañías de 120 marines minoauros.

5ª Brigada:

1 jefe de guerra minotauro, 1 compañía de 120 marines minoauros y 1 compañía de 120 soldados de infantería minotauros.

Por encima de estos comandantes se encontraban:

- los Maestros del Dragón: oficiales que servían directamente al Señor del Dragón de su Ala en la forma de comandantes de batalla, administradores, tenientes o asistentes personales. Entre las caóticas filas del Ejército de los Dragones, los Maestros de los Dragones eran casi tan respetados como sus superiores, pudiendo reclamar el título de Señor del Dragón si alguno de los grandes generales de cada Ala caía. Debido a esto surgieron muchos problemas de confianza entre los Señores del Dragón y los Maestros del Dragón bajo su mando.

- los Señores del Dragón: generales de cada Ala, respondían sólo ante Ariakas y la Reina Oscura. En cualquier momento dado existían sólo cinco Señores del Dragón, uno por cada Ala. Se dedicaban a supervisar las operaciones militares y trazar las estrategias de sus respectivas Alas de acuerdo con las órdenes del Emperador de Ansalon. Los Señores del Dragón obtenían su rango por cualquier medio necesario. Entre ellos se encontraban clérigos, magos, guerreros y renegados indistintamente.

Además, existía un grupo de oficiales llamados los "Fewmasters. Este es un rango inusual, fuera de la cadena de mando. Los "Fewmasters" operan únicamente a nivel provincial y están, generalmente, a cargo de una sola compañía de soldados. Estos oficiales informan directamente a sus respectivos Señores del Dragón, quienes, generalmente, les asignan el trabajo sucio. Fuera de las misiones encomendadas, los "Fewmasters" tiene poca autoridad dentro del Ejército de los Dragones y son asignados únicamente a lugares con algún valor estratégico.

En el Ejército de los Dragones no existían leyes que aseguraran la lealtad y obediencia de sus miembros y se mantenía el orden a base de la línea de mando y el miedo que los superiores inspiraban en sus subordinados. Incluso los Señores del Dragón temían la cólera de Ariakas y mucho más, por supuesto, la de la Reina de la Oscuridad. Sin embargo, esta ausencia de leyes y los pocos requisitos requeridos para ingresar en el ejército, fueron el caldo de cultivo para conflictos de intereses y traiciones, una de las principales razones del fracaso del Ejército de los Dragones.

Miembros destacados

Duulket Ariakas: (312 - 352 DC) Nacido en las salvajes tierras de Khur e hijo de un poderoso clérigo de Takhisis, Kortel Ariakas. Kortel mató a la madre de Duulket delante del niño en un acceso de ira. Duulket creció en Khuri-Khan y se entrenó como guerrero. Cuando se sintió preparado se vengó de su padre asesinándolo en un acto que le ganó el favor de la diosa oscura Takhisis. Sin embargo, los rumores desmentían este hecho y aseguraban que Kortel había sido asesinado en las campañas khur contra los ogros y Duulket decidió no contradecirlos para no ser acusado del asesinato.

Cuando Ariakas regresó de las campañas contra los ogros Takhisis se le manifestó, ofreciéndole el liderazgo de su ejército. Los dioses del Mal tenían a Ariakas en alta estima e incluso Zeboim se había enamorado de él. La caprichosa diosa del mar organizó una cita con Ariakas, fruto de la cual nació Ariakan, futuro fundador de los Caballeros de Takhisis. Ariakas dibujó el esquema del ejército y trazó las estrategias a seguir para conquistar Ansalon. Así mismo, se autoproclamó Emperador de Ansalon.

Ariakas guió al Ejército de los Dragones durante toda la Guerra de la Lanza, pero cuando, en el año 352 DC, reunió a todo su ejército en Neraka para ser testigo del regreso de Takhisis al mundo, Tanis Semielfo, ayudado por Raistlin Majere que se había infiltrado entre los magos de confianza de la Reina Oscura, asesinó a Ariakas sumiendo al Ejército de los Dragones en el desconcierto y la lucha interna por ocupar el puesto del fallecido Emperador de Ansalon.

Kitiara Uth Matar: (318 - 357 DC) La Dama Azul- o Dama Oscura, como se hace referencia a ella en algunas publicaciones en castellano- nació en Solace, hija del mercenario Gregor Uth Matar y Lady Rosamun de Palanthas. Desde temprana edad, Kitiara hace gala de un fuerte caracter y una profunda obstinación. Gran admiradora de su padre, Kit pronto decide seguir sus pasos, aprendiendo de Gregor los principios básicos del combate.

A los siete años de edad, su padre abandona a su familia sin explicaciones, hecho que marca profundamente a la niña. Poco después su madre se casa con un leñador, con quien tiene dos hijos varones, gemelos. Uno de ellos, Raistlin Majere, nace casi muerto pero Kitiara consigue salvarlo en un claro ejemplo de su obstinado caracter. A los trece años, Kitiara se marcha de Solace, resuelta a encontrar a su padre. La aventura no tiene éxito y Kitiara regresa a Solace, si bien el tiempo pasado fuera le ha servido para hacerse una mujer y ser consciente del gran poder de atracción que tiene sobre los hombres. Durante los años siguientes Kit va y viene buscando aventuras lejos de la aburrida aldea de Solace y buscando a su padre y finalmente se queda por un tiempo, compartiendo aventuras con los amigos de sus hermanos, quienes más tarde se convertirían en los Héroes de la Lanza. Sin embargo, en el año 343 DC, los Compañeros deciden separarse para atender sus propios asuntos e investigar rumores de guerra provenientes del norte.

Kitiara y Sturm Brightblade marchan juntos hacia Solamnia y, en el transcurso de su viaje, Kitiara seduce al caballero, íntimo amigo de Tanis Semielfo- quien fue amante de Kitiara durante algunos años-, en un intento de humillarlo. Fruto de esa noche nacerá Steel Brightblade, Caballero de Takhisis, a quien deja al cuidado de la joven Sara Dunstan. Finalmente Kitiara decide abandonar al aburrido caballero y partir por su cuenta.

Durante los siguientes años, las aventuras de Kitiara la llevan a enrolarse en el incipiente Ejército de los Dragones. Tras algunas misiones con éxito, Kitiara se gana la confianza de Ariakas, iniciando una carrera meteórica en el Ejército de los Dragones. El final de su vida está estrechamente relacionado con los hechos de la Guerra de la Dama Azul, cuando su nuevo amante Dalamar acaba con su vida en un intento de preservar sus intereses particulares y los de su maestro, el hermanastro de Kit. El Caballero Soth, que se había enamorado de Kitiara desde que la conoció en el Alcázar Dargaard, reclama su alma.

Verminaard: (313 - 351 DC) Hijo bastardo de Laca Dragonbane y la esposa de Daeghrefn, Señor de Nidus. Éste último casi lo mata al nacer, enfurecido por el engaño de su mujer, pero la druida que asiste el parto y su hijo legítimo Abelaard se lo impiden. A su mayoría de edad, Takhisis se manifiesta ante Verminaard que, al blandir el mazo Nightbringer, se convierte en su campeón. Verminaard toma el control de Nidus y mata a su hermano Aglaca, hijo de Laca, quién intenta detenerlo. Verminaard monta al dragón Ember y huye a Neraka, donde se diseña una máscara en forma de dragón que llevará permanentemente para evitar contemplar sus rasgos faciales, tan parecidos a los del hermano al que ha quitado la vida.

Durante los siguientes años, Verminaard se pone al servicio de la diosa Takhisis como clérigo oscuro, dedicándose a buscar artefactos divinos y clérigos verdaderos hasta que, en el año 350 DC, Verminaard es escogido como nuevo Señor del Dragón del Ala Roja y establece una base en Pax Tharkas, desde la que lanza una búsqueda desesperada del Hombre de la Joya Verde, un elemento clave para el regreso de Takhisis al mundo y la victoria del Ejército de los Dragones. Un grupo de aventureros, que llegarían a ser conocidos como los Héroes de la Lanza, se infiltran en la fortaleza y se enfrentan a Verminaard, matándolo y liberando a los prisioneros.

Phair Caron: (? - 349 DC) Nació y se crió en Tarsis, sin hogar, ni padres, ni dinero. Su hermana se vió forzada a trabajar en un burdel para mantenerlas a ambas. Los ricos mercaderes elfos que recorrían la ciudad la trataron con desprecio, lo que alimentó un odio acérrimo hacia esta raza desde bien temprana edad. Phair encontró un modo de aprender el arte de la espada, convirtiéndose en guerrera, y sus pasos la llevaron hasta un campamento del Ejército de los Dragones. Allí Ariakas se fijó en ella por su habilidad como luchadora y estratega y la convirtió en uno de los primeros Señores del Dragón. Phair Caron lideró la campaña contra Silvanesti con el Ala Roja, diezmando las fuerzas élficas y quemando los bosques a su paso. Sin embargo, cuando el Orador de las Estrellas Lorac Caladon utilizó el Orbe de los Dragones para defender su nación, perdió el control del mismo desatando terroríficas pesadillas que volvieron locos a un buen número de invasores. Phair Caron, a la cabeza de su ejército, sufrió el efecto de las pesadillas y perdió la razón, arrancándose los ojos. Su guardia personal, también afectada por las pesadillas, la confundieron con un horror desatado por el Orbe y la remataron.

Lucien de Takar: (? - 355 DC) Una partida de ogros que patrullaban las fronteras del reino ogro de Blöde tomaron a la madre de Lucien prisionera varias décadas antes de estallar la Guerra de la Lanza. El abuso al que se vio sometida la mujer dio como fruto un semiogro al que llamó Lucien. El semiogro fue criado en Blöde hasta que, varios años después, la mujer escapó con su hijo hacia la ciudad de Takar. Allí, su madre lo dejó al cuidado de unos parientes, antes de perecer.

Convertido en un luchador experto y mercenario, Lucien oyó rumores sobre el Ejército de los Dragones. Viendo una oportunidad de conseguir poder, se alistó rápidamente sirviendo en un principio a las fuerzas mercenarias del ejército. Su conocimiento de los ogros fue decisivo a la hora de convencer a los ogros de unirse a la guerra, lo que atrajo la atención de Ariakas, quien lo nombró Señor del Dragón del Ala Negra, sustituyendo al fallecido Maldeev. Sus cuidados planes devastaron a las fuerzas de la Piedra Blanca que se pusieron en su camino y, tras la caída del Ejército de los Dragones, logró escapar con gran parte de su Ala. Sin embargo, los lacayos de uno de sus Maestros del Dragón lo asesinaron tres años más tarde.

Salah-Khan: ( ? - 356 DC) Salah era khan de la temible tribu Khur, la más poderosa tribu entre los khur. Cuando el Ala Verde llegó a las tierras Khur, los líderes locales no aceptaron la ocupación del Ejército de los Dragones y se alzaron en rebelión. El Ala Verde encontró grandes dificultades para mantener el control de estas tierras hasta que, viendo una oportunidad de conseguir gloria personal y aumentar el poder de su tribu, Salah Khan ofreció sus servicios a Ariakas para convencer a su gente de no prestar más resistencia. Salah-Khan utilizó el poder de su tribu para aplastar la rebelión y asegurarse de que el resto de tribus khur no causaban más problemas. Ariakas lo recompensó entregándole el mando del Ala Verde, convirtiéndose en Señor del Dragón.

Tras la derrota del Ejército de los Dragones en Neraka, Salah-Khan consiguió mantener el control de su ejército, llevándolo de vuelta a Khur, donde mantuvo el control durante dos años. Finalmente, en el año 356 DC, Salah Khan fue asesinado por un grupo de guerreros independientes liderados por el Caballero de Solamnia Morgan di Kyre.

Feal-Thas: (? - 351 DC) Elfo oscuro de Silvanesti, fue condenado al exilio por unos supuestos crímenes contra su gente. Esta condena sembró un arraigado rencor en Feal-Thas, quien no ocultaba el odio que sentía por su propia gente. Además, Feal-Thas era un practicante de la magia arcana, aunque renegó de las Órdenes de la Alta Hechicería, convirtiéndose en un renegado. Feal-Thas se unió al Ejército de los Dragones en los primeros estadios de su creación y probó ser extremadamente útil aportando información estratégica sobre Silvanesti. En el Muro de Hielo, donde estableció su base, el Señor del Dragón se ganó la confianza de los dragones blancos y de los thanoi así como estableció una alianza con los ogros de Daltigoth y mantuvo un firme control sobre las tierras meridionales de Ansalon durante los inicios de la guerra. Sin embargo, unos aventureros se infiltraron en el Castillo del Muro de Hielo y presentaron batalla contra él. Durante el enfrentamiento, Feal-Thas hirió a Derek Crownguard y Sturm Brightblade y luego ofreció a Laurana Kanan convertirse en su concubina, pero ella lo rechazó y lo degolló con un arma local llamada Quebrantador de Hielos.

Aliados y enemigos

Entre los aliados más destacados del Ejército de los Dragones se encuentran los poderosos dragones cromáticos al servicio de Takhisis; minotauros, ogros, goblins y hobgoblins, trolls, gigantes de las colinas y otras razas que participaron en el ejército durante la Guerra de la Lanza o los clérigos de Takhisis y algunos magos de Túnica Negra, artífices de la creación de los draconianos y las temibles ciudadelas flotantes. Además, los enanos theiwar de Thorbardin proveen de armas al Ejército de los Dragones. También se encuentran dos pequeñas organizaciones poco conocidas: los Bündesphar, una unidad de exploradores que sirven a Canus, una entidad asociada con Takhisis; y un grupo de malvados monjes adoradores de Takhisis llamados El Corazón del Dragón, de origen desconocido, que supuestamente cooperaron con Ariakas durante la Guerra de la Lanza. Por último, la causa de la Reina Oscura, representada en Krynn por el Ejército de los Dragones, obtiene el apoyo de algunos dioses del panteón oscuro, como Hiddukel. Nuitari permite que los magos de Túnica Negra apoyen la causa de su madre, si bien esta decisión depende de cada uno de ellos.

Entre los enemigos más destacables se encuentran los Héroes de la Lanza, un grupo de aventureros que fueron en gran parte los artífices de la caída del Ejército de los Dragones. El grupo estaba formado por Tanis Semielfo, Sturm Brightblade, Tasslehoff Burrfoot, Flint Fireforge, Lauranthalasa Kanan, Caramon Majere, Raistlin Majere y Goldmoon y Riverwind de la tribu Que-Shu. A mediados de la Guerra de la Lanza surgen las Fuerzas de la Piedra Blanca, una coalición de ejércitos humanos y elfos que se forma a partir del descubrimiento de las legendarias dragonlances y que pretende oponerse a la ofensiva del ejército de Takhisis. Al mismo tiempo, los dragones metálicos que rompen su Juramento de Neutralidad a Takhisis aliándose con las Fuerzas de la Piedra Blanca. Los panteones divinos del Bien y la Neutralidad también prestaron ayuda indirectamente, unidos en la guerra contra las ambiciones de la Reina de la Oscuridad que amenazan el Equilibrio.

Además, existió un grupo secreto de resistencia fundado por un tabernero de Neraka llamado Talent Orren. Este grupo, que recibió el nombre de la Luz Oculta y, en el momento de mayor afiliación, estuvo formado por 149 miembros. Su objetivo era intentar golpear en lugares estratégicos del Ejército de los Dragones y esfumarse sin dar la oportunidad de ser atrapados, de forma que pudieran desbaratar los planes del ejército de Takhisis arriesgar la vida. Todo plan estaba cuidadosamente trazado y jamás se ponían en marcha misiones suicidas. Por esta razón los miembros de la Luz Oculta eran extremadamente leales para con su líder.

Enclaves

Entre las fortalezas en poder del Ejército de los Dragones destacó el Alcázar de Dargaard, morada del Caballero Soth y sus legiones espectrales. La Señora del Dragón Kitiara hizo de ella su base de operaciones en la campaña contra los solámnicos, junto con la ciudad de Sanction. Este alcázar estaba situado en la región de Foscaterra, al pie de las Montañas Dargaard, limitando con la frontera norte del Bosque de Wayreth. Su muralla frontal quedó derruida por el Cataclismo, dejando un escarpado precipicio al borde del patio. En su interior se encontraba un grandioso vestíbulo circular de cuyo abovedado techo pendía una lámpara de cien velas que se desprendió con los temblores del Cataclismo, incendiando la fortaleza. A pesar de ello, se mantiene en suficiente buen estado como para que Kitiara haga uso de ella como alojamiento. Dos escalinatas gemelas de trazo curvo se remontan desde el vestíbulo, a ambos lados de la entrada, conduciendo a una galería donde se encuentra el trono de Lord Soth. Una de las puertas de la galería conduce a la estancia de la Señora del Dragón, amante de los lujos. Otra de las habitaciones a las que se accede por dicha galería fue utilizada como gabinete de guerra.

Además, el Señor del Dragón Verminaard estableció su base de operaciones en la fortaleza de Pax Tharkas, construida por los elfos de Kith-Kanan y los enanos de Thorbardin poco después del establecimiento del reino qualinesti, como señal de amistad entre ambas razas. Pax Tharkas guarda el paso de montaña que conduce a la Puerta Sur de Thorbardin, en las Montañas Kharolis, y conecta con la meseta en la que se encuentra Qualinesti. Dos murallas almenadas se alzan una delante de la otra sobre el suelo del valle norte y tras la Gran Puerta, se encuentran dos torres con una muralla que las separa. En el nivel inferior de la Torre Este existía un gran salón que originariamente se había utilizado para las reuniones de los Thanes enanos y que Verminaard utilizó como su salón del trono particular. Desde este salón, decorado con grandes espejos, se accedía a los barracones, el comedor y la sala de espera. Todos ellos decorados con gran lujo, servían como estancias personales de Verminaard. Detrás de la fortificación el suelo del valle se extiende llano hasta la falda de las montañas, donde se encuentran los accesos a las minas de hierro. Verminaard tuvo trabajando en las minas a trescientos prisioneros humanos y varios centenares de goblins. Desde el valle principal al que conduce la calzada del norte parte una cañada de la que una senda se separa por la que se accede a un peñasco gigante de granito que esconde un túnel. Este acceso secreto a la fortaleza, llamado Sla-Mori, fue utilizado por los Héroes de la Lanza para infiltrarse en la fortaleza.

El Ala Blanca se estableció en el Castillo del Muro de Hielo, al sur de las Praderas de Arena. El Castillo se alzaba en la cumbre del muro, haciendo su acceso a pie casi imposible. Sólo escalando el muro por una grieta vertical para después remontar las escaleras que conducían al patio se podía llegar al Castillo. Sin embargo, existió una entrada secreta en forma de cueva que llevaba a una bodega cuya entrada se asomaba al patio central. En un edificio al oeste del patio se mantenía a los lobos mientras que los thanoi y los minotauros dormían en unas cuevas excavadas en el extremo sur del complejo. El Señor del Dragón Feal-Thas utilizaba la biblioteca y un dormitorio situados al este del patio, cuya entrada estaba protegida por una trampa en el suelo, delante de la puerta. En los niveles inferiores se encontraba el cubil de Sleet, hembra de dragón blanco que servía de montura a Feal-Thas y que custodiaba un Orbe de los Dragones.

Por otro lado, el Ejército de los Dragones también tenía en su poder temibles Ciudadelas Flotantes, cuya localización podía variar y era sólo conocida por los Señores de los Dragones, sus subordinados más inmediatos, los soldados que servían en ellas y los aquellos desdichados que las contemplaban sobrevolando sus ciudades. En su origen fueron ciudadelas ordinarias pero los Túnicas Negras y clérigos oscuros de Sanction encontraron un modo de arrancar un castillo de sus cimientos y hacerlo flotar en el aire. Los desperfectos ocasionados por el proceso de extracción eran patentes si bien las ciudadelas eran operativas y constituían una arma muy peligrosa en manos del Ejército de los Dragones.

De entre las ciudades que principalmente se utilizaron como base de operaciones del ejército destacan:

- Xak Tsaroth: las ruinas de esta ciudad destruida durante el Cataclismo se encontraba en las Tierras Malditas, limítrofes con la región de Abanassinia, colgada en un acantilado que se precipitaba hacia el Nuevo Mar. El acceso sur a la ciudad conducía a un pequeño patio con un pozo en el centro y detrás de él se encontraba el Templo de Mishakal, el único edificio de la ciudad que sobrevivió intacto al Cataclismo. En su nivel inferior se encontraba la Cámara de los Antepasados que estaba conectada a los niveles hundidos de la ciudad mediante un elevador que los draconianos utilizaban. En la ciudad hundida se encontraban las ruinas del Palacio, cubil de Khisanth, una dragona negra. Khisanth y los draconianos a su cargo estaban encargados de capturar al portador de la Vara de Cristal Azul, quien podría ser capaz de renovar la fe en los dioses que había desaparecido tras el Cataclismo.

- Sanction: una de las ciudades más anárquicas de Ansalon, fue base de operaciones del Ejército de los Dragones desde su creación. Situada en la costa noroeste del Nuevo Mar y rodeada por las Montañas Khalkist, en ella se encontraba el Templo de Luerkhisis, en honor a Takhisis, sede de los clérigos oscuros y muchos Túnicas Negras que colaboraron en la creación de los draconianos.

- Neraka: Situada al noroeste de Sanction, era la segunda ciudad de la Takhisis, construida en torno al Templo de la Reina de la Oscuridad que se erigió a partir de la Piedra Fundamental del desaparecido Templo de Istar. Sirvió de base de operaciones una vez estalló la Guerra de la Lanza y es el lugar que donde Takhisis entraría definitivamente en el mundo en la hora de su conquista sobre Ansalon.

- Estwilde: Situada en una cuenca entre las Montañas Dargaard y las Khalkist nororientales, tuvo gran relevancia en los inicios de la Guerra de la Lanza al ser fuente de gran número de reclutamientos que añadían efectivos humanos, ogros, goblins y de gigantes de las colinas al ejército.