Dragonlance

 

.: Menu :.

 

 

.: Debate del mes:.

 

 

.: La cosmología de Krynn:.

El mundo de Krynn, en su forma material conforma lo que es conocido como el Plano Material, y el centro de la cosmología de esta ambientación. Sin embargo, existen muchos otros planos además del Material que se relacionan de diversas formas con éste y entre sí. Estos se pueden dividir en los siguientes grupos: Planos Interiores (Aire, Agua, Tierra y Fuego), Planos Transitivos (Astral, Etéreo y de la Sombra) y Planos Exteriores (Cúpula de la Creación, Valle Oculto y Abismo).

A efectos generales la cosmología de Dragonlance se puede explicar como si de una esfera se tratara. El Mar Etéreo (también conocido como Etéreo Profundo) llena la eternidad, extendiéndose más allá de lo que incluso los dioses pueden llegar. En medio de este mar, se encuentra nuestra esfera, protegida de las tormentas del Mar Etéreo por los Planos Exteriores, que hacen la función de cubierta protectora y sirven de hogar para los dioses. El corazón de la esfera está formado por el Plano Material donde viven los mortales y con él se solapan parcialmente los Planos Interiores. Uniendo el núcleo de la esfera (el Plano Material y los Planos Interiores) con la cubierta protectora (los Planos Exteriores) se encuentran los Planos Transitivos, que coexisten con el Plano Material. Finalmente la esfera se encuentra atravesada en todos sus planos por el Río de las Almas, por el que fluyen los espíritus permitiendo así que se mantenga el ciclo de vida y muerte. La única forma de salir de la esfera es a través de la Puerta de las Almas, lugar por el que tienen que pasar todos los espíritus.

Viajes entre Planos

La conformación de los planos de la esfera hace que la dificultad para viajar entre planos dependa directamente de la proximidad y unión de los mismos. Así pues es muy difícil viajar hasta los Planos Exteriores, aunque no imposible, como atestigua el que los portales creados por las Órdenes de la Alta Hechicería pudieran conducir hasta el Abismo.

El viaje hasta los Planos Interiores es sin embargo relativamente sencillo, ya que gran parte de ellos están solapados con el Plano Material. Algo similar, aunque en menor medida, ocurre con los Planos Transitivos, aunque la experiencia difiere según el plano en concreto y su relación con el Plano Material. Así, existen hechizos que permiten la proyección del yo astral o el alma en el Plano Astral para que vague por sus límites. Otros hechizos permiten abrir canales entre el Plano Etéreo y el Plano Material por medio de los sueños y el subconsciente, ya que este plano interactúa intensamente con las mentes de los mortales. Y finalmente otros hechizos consiguen que se adquiera una consistencia cuasi-real lo que permite internarse en el Plano de la Sombra.

Ningún viaje es idéntico, y sólo aquellos basados en poderosos artefactos, portales o puertas planares permiten mantener un punto de unión permanente entre planos.

Ni siquiera las almas pueden viajar libremente entre planos. Así por ejemplo, una vez un alma ha entrado en cualquiera de los Planos Exteriores, sólo la intercesión de una divinidad o un poderoso mortal puede sacarla de él.

Plano Material

Es el plano donde residen los mortales, aquel en donde desarrollan sus vidas y por ende el centro de atención de los dioses. Está formado básicamente por el planeta de Krynn y las tres lunas: Solinari, la luna blanca; Lunitari, la luna roja; y Nuitari, la luna negra .

Planos Interiores

Este grupo está formado por los Planos Elementales del Aire, el Agua, la Tierra y el Fuego. Ya que son la materia prima de toda existencia están en contacto con el Plano Material. Son el hogar de elementales y seres vinculados con las fuerzas básicas de la naturaleza.

Planos Transitivos

Las antiguas razas de Krynn conocían al conjunto de estos planos como el Gríseo y los vinculaban al Mar Etéreo. Estos planos eran interpretados como los tres canales que relacionan el exterior de la esfera con el interior. En realidad son versiones reducidas de éste que sirven de unión entre el núcleo de la esfera y la cubierta protectora, entre el reino de los mortales y los de los dioses. Estos planos se entrelazan entre sí y mantienen un contacto superficial con todos los demás, dando consistencia a la esfera, aunque conservan una identidad propia.

Plano Astral

Se trata de un dominio de interminable cielo plateado que se extiende en todas direcciones. Es el plano que interconecta a todos los planos. Algunos eruditos defienden que está asociado con el dios Solinari y su Luna Plateada, aunque no existe ninguna relación entre ambos.

Plano Etéreo

Es un lugar brumoso en el que moran los fantasmas y los sueños. Es el plano más parecido al Mar Etéreo, aunque las diferencias entre ambos son abismales, de igual forma que lo son entre un océano y un lago. Es el plano transitivo más relacionado al Plano Material permitiendo que se entrevean el uno al otro en ciertas ocasiones. Algunos estudiosos vinculan este plano con la diosa Lunitari y su Luna Carmesí, aunque no existe ninguna relación entre ambos.

Plano de la Sombra

La oscuridad infinita y el poder residen en este plano que está dominado por el blanco y el negro, estando ausentes todos los demás colores. Es un plano muy relacionado con el Abismo. Se cree que entre sus confines el dios Nuitari posee una de sus residencias.

Planos Exteriores

El conjunto de estos tres planos es lo que se conoce como Reino de los Dioses, pues es en ellos donde las deidades residen y tienen sus moradas. Conforman la cubierta protectora de la esfera y poseen la esencia del Equilibrio, distribuyéndose en tres planos, uno dominado por los dioses del Bien, otros por los dioses del Mal y otro por los dioses de la Neutralidad.

La Cúpula de la Creación

Es el plano del resplandor y la Energía Positiva. El hogar de los dioses del Bien y sus sirvientes. Se dice que la verdadera esencia de los dioses de la Luz reside en este plano, y que cuando ésta abandona el lugar la constelación de ese dios desaparece del firmamento de Krynn. Solinari moró en este plano hasta que se crearon las lunas, aunque el poder de la Luna Plateada proviene como fin último de la Cúpula de la Creación, que es el lugar de donde procede todo lo relacionado con el Bien.

Los mortales que viajan hasta este plano se encuentran inmersos en un lugar de paz y gloria eternas, conformado por los deseos de su dios de manera que sea fácil de asimilar. Por ejemplo un servidor de Habbakuk se encontrará en una placentera costa.

Los entendidos aseguran que Paladine, el Dragón de Platino, ha gobernado siempre la Cúpula de la Creación, al igual que ha guardado la Puerta de las Almas. Según algunas leyendas cuando la constelación de Paladine desaparecía del firmamento se podía cruzar secretamente la Puerta de las Almas. Esta situación fue aprovechada en varias ocasiones por Takhisis para penetrar en el Plano Material.

El Valle Oculto

El plano de los dioses de la Neutralidad y sus servidores. Un plano que separa la Luz de la Oscuridad, y que las posee en igual cantidad; que está en todas partes y ninguna. En este plano reside la verdadera esencia de los dioses del Equilibrio, ha excepción de la de Lunitari, que reside en la Luna Carmesí. Aquí reside también la esencia de los elementos, que es canalizada a través del Gríseo hasta los Planos Interiores y el Plano Material.

Son varios los reinos que pueblan este plano. Destacan quizás tres:

El Bosque de Zhan , hogar de Chislev y Zivilyn, es la floresta más grande y primitiva que existe. Se encuentra rodeando al Valle Oculto y es el lugar a donde van los elfos que se consideran merecedores de ello por adorar a los dioses del Equilibrio en lugar de a los dioses de la Luz.

La Biblioteca del Tobril con sus numerosas columnas, hogar de Gilea n , y que posee toda la sabiduría y conocimiento del Universo.

Y la Forja del Mundo , dominada por sus innumerables fuegos, hogar de Reorx.

El Abismo

El plano de la Energía Negativa, de los dioses del Mal y sus servidores. Las esencias de los dioses de la Oscuridad se encuentran en este lugar, ha excepción de la de Nuitari, que se encuentra en la Luna Negra. También es conocido por ser la prisión de Takhisis tras ser derrotada por Huma aunque los mortales han acabado asociándolo como su dominio particular y su morada .

En el Abismo acaban las almas de aquellos servidores de los dioses de la Oscuridad, pero también las de aquellos que han perdido la gracia de los dioses de la Luz o el Equilibrio, o han ofendido sobre manera a éstos.

Los mortales que viajan a este plano se encuentran inmersos en el lugar de sus más terribles pesadillas, según la voluntad del dios que los ha traído allí, o de aquel poder que sea más opuesto al propio. Por ejemplo, un campeón de Kiri-Jolith se encontraría en un Abismo dominado por la violencia y deseos de lucha de Sargonnas, más que en la ciénaga pestilente característica de Morgion.

Las voluntades poderosas pueden proyectar lugares permanentes, siendo las más comunes aquellas creadas por los dioses. Entre ellas destacan:

La Torre de Bronce es el hogar de Morgion. Los filósofos dicen de ella que está en los confines del Abismo. Se trata de una torre corroída, que alberga numerosos espíritus de muertos infectados y demás sirvientes corrompidos. Se dice que dentro la torre, en una de sus habitaciones a las que ningún ser ha podido acceder nunca, reside constantemente una manifestación de Morgion.

La Mansión de la Muerte es el hogar de Chemosh y sus muertos vivientes. Originariamente se trataba de una gran necrópolis, un mausoleo subterráneo repleto de muertos y almas reclamadas por el dios. Sin embargo, en la Era de los Mortales, el lugar es proyectado como una enorme mansión de salones interminables decorada con seda y los elementos más finos. Aunque se transmite que la mano de los vivos no han tocado el lugar en eones.

La Arena Roja , un coliseo infinito, que siempre transmite la sensación a los que están en él de encontrarse en su centro, es proyectado por Sargonnas. En su suelo se encuentran numerosos campamentos y ejércitos que entrenan y luchan. En una zona de sus gradas se encuentra una manifestación del dios de la Venganza, en la forma de un titánico minotauro negro que lo observa todo en silencio.

Las Calles de Sombra son una red laberíntica de calles con una oscuridad perpétua. Es la proyección de Hidukkel, en la que moran muchos de sus servidores que vagan eternamente por sus callejones y esquinas. Las ventanas y puertas de las calles no pueden ser abiertas. Se dice que hay algunas salidas secretas que sólo pueden ser halladas por los más inteligentes, y que dan a una zona subterránea donde sopla el viento y residen demonios, ajenos y almas deseosas de hacer tratos para ganar más poder.

El Templo de Neraka es el lugar donde Takhisis mantiene su centro de poder. Sus salones están repletos de clérigos esperando a que cumpla con su palabra y sean recompensados por su fe. Hasta entonces realizan todo tipo de tareas para ella, sin saber, que la Reina Oscura no tiene intención de recompensarles nunca. El Templo recuerda a una versión retorcida del que hubo en la nación krynniana de Istar.

La Bóveda de los Condenados es el lugar donde residen las almas más depravadas y viles, que han ofendido a los dioses del Mal. Desde fuera el lugar aparenta una simple cripta, sin embargo, una interminable escalera de peldaños ardientes lleva hasta una gran bóveda infinita. En sus paredes se encuentran tres estanterías de latón que contienen infinidad de botes de hierro, cada uno conteniendo el alma de un mortal en perpetuo tormento. El lugar es mantenido por el Cust o dio de los Condenados, un diablo abisal que ansía experimentar el mundo físico de Krynn.

La Gruta de Zeboim es un bosque submarino de algas repleto de monstruos marinos. Si alguno de los sirvientes de Zeboim, que es quien proyecta este lugar, la ofende, las algas lo atrapan y quedan ahí hasta que sean capaces de liberarse o se le olvide la ofensa a la diosa. Suelen ser más las almas atrapadas en las algas que aquellas nadando entre ellas.

Otros planos y semiplanos

Los dioses de la magia poseen sus propios reinos en sus lunas respectivas, donde están más cerca de los mortales y sus adoradores, practicantes de la Alta Hechicería.

También se sabe que existen varios semiplanos esparcidos por Krynn. Estos son el hogar de solitarios (y a menudo enloquecidos) magos, demonios descastados y otras criaturas que raramente son vistas en Krynn. Tal vez el semiplano más conocido sea el de la Ciudadela Perdida, donde los dioses de la magia entrenaron a los primeros magos de la Alta Hechicería. Y donde posteriormente serían llevados los clérigos verdaderos por los dioses de la Luz durante la Noche de los Hados , poco antes de que el Primer Cataclismo asolara Krynn.

Mar Etéreo

Aunque este plano queda fuera de los límites de la cosmología de Krynn no deja de llamar la atención de los estudiosos de esta disciplina. Se podría decir de él que es infinito y que la esfera de Krynn es sólo una de muchas. El Gríseo es la terminología por la que es conocido entre las antiguas razas mortales, aunque la palabra también era utilizada en la antigüedad para denominar al conjunto de los Planos Transitivos indistintamente.

Dentro del Mar Etéreo destaca el Vacío de Caos , un lugar al que incluso los dioses temen ir. Se dice que está despojado de todo y que penetrar en él conlleva a la locura y el olvido. Algunos eruditos en la materia afirman que está formado por el fragmento de Caos que quedó atrapado dentro de la Gema Gris, mientras otros sostienen que es el verdadero centro de la realidad, del que emergió Caos .