Dragonlance

 

.: Menu :.

 

 

.: Debate del mes:.

 

 

.: Los Caballeros de Takhisis :.

Los Caballeros de Takhisis o Caballeros Oscuros aparecieron durante el periodo posterior a la Guerra de la Dama Azul (357 DC), cuando un guerrero llamado Ariakan, hijo del antiguo comandante supremo de los Ejércitos de los Dragones de Takhisis y la diosa del mar Zeboim, fundó una nueva orden de caballería bajo el auspicio de la Reina de la Oscuridad, cuya misión era obtener éxito donde el ejército de su padre fracasó.

Origen

A pesar de que los Caballeros de Takhisis no aparecieron hasta el final de la Guerra de la Dama Azul, es muy común datar sus inicios en el 352 DC, cuando Ariakan fue capturado en Neraka por las fuerzas de la Piedra Blanca. Su mera existencia fue desconocida incluso para los mismos Caballeros de Solamnia, hasta la caída del Templo de Neraka, al final de la Guerra de la Lanza. Los solámnicos lo hicieron prisionero bajo el más absoluto secreto. Durante los cinco años que Ariakan estuvo en manos de sus captores, aprendió todo cuanto pudo sobre la estructura, organización y mentalidad de los Caballeros de Solamnia. Los solámnicos creyeron que, mediante sus enseñanzas, podrían corregir la oscura trayectoria que Ariakan había tomado, reformándolo, así que estuvieron más que dispuestos a adoctrinarlo en el Código y la Medida. De hecho, a los dos años de su captura, creyendo que ya había sido reformado, los Caballeros de Solamnia le ofrecieron su libertad, pero Ariakan solicitó quedarse con ellos para finalizar sus estudios, lo que los solámnicos le permitieron de muy buen grado.

Ariakan tenía unos veinticinco años cuando dejó a los solámnicos para dirigirse hacia las hostiles montañas de Neraka. Los Caballeros de Solamnia cayeron tarde en la cuenta de su error: Ariakan no se había reformado como ellos creían sino que los había utilizado para aprender todo cuanto pudo de su enemigo. Intentaron apresarlo de nuevo, pero las habilidades aprendidas por Ariakan en su época con los solámnicos le permitieron despistar a las patrullas solámnicas y salir a hurtadillas del país. Al llegar a Neraka hambriento y congelado, Ariakan elevó una plegaría hacia su madre, quien lo condujo hasta una caverna donde encontró cobijo, alimentos y leña para una hoguera. Tras saciar su hambre, Ariakan cayó exhausto en un profundo sueño. Al despertar, encontró una figura al lado de la hoguera, vestida de negro, a quien tomó por una manifestación de su padre. Esta aparición le instó a relatar sus experiencias con los Caballeros de Solamnia y así Ariakan confesó su admiración por los caballeros solámnicos: por su habilidad, entrenamiento y su honor y voluntad de sacrificarse por la causa. El joven enumeró los defectos que provocaron la caída del Ejército de los Dragones y sugirió la idea de una nueva orden oscura. Entonces la figura se le reveló como el Guerrero Oscuro, un avatar de la Reina de la Oscuridad, Takhisis, que a pesar de sentirse herida en su orgullo al oír una relación de sus defectos y las virtudes de sus enemigos ancestrales y tras ver potencial en la honestidad y perspicacia del joven Ariakan, bendijo su plan. Así nacieron los Caballeros de Takhisis, una oscura versión de los caballeros solámnicos.

Historia

Los años que siguieron a la concepción de la orden, Lord Ariakan estuvo muy ocupado estableciendo sus bases militares, escribiendo el Código de la Orden mientras supervisaba la construcción del Alcázar de las Tormentas, sede de la Orden durante su mandato, y reclutando seguidores, tanto en Ansalon- incluyendo a las antiguas fuerzas del Ejército de los Dragones que habían quedado desperdigadas tras su derrota- como fuera del continente. El reclutamiento de los tarmak, más comúnmente denominados cafres por su brutalidad, sumó un gran poder a las fuerzas de infantería.

El verano del año 383 DC, Lord Ariakan estaba preparado para lanzar a su ejército a la conquista de Ansalon. En un sólo mes, las fuerzas de Ariakan conquistaron más territorio de lo que los ejércitos de su padre habían logrado durante toda la Guerra de la Lanza. Cada nueva conquista significaba más refuerzos para el ejército y, finalmente, los Caballeros de Takhisis tuvieron bajo su poder a todo Ansalon, excepto Silvanesti, Ergoth del Norte, Thorbardin y algunos reductos de enanos de las Montañas Khalkist.

Sin embargo, Lord Ariakan no pudo prever los acontecimientos que se sucederían a continuación. Caos fue liberado de la Gema Gris, en la que había estado aprisionado durante milenios. Amenazando la propia existencia de Krynn y con la necesidad de afrontar esta amenaza de forma unida, los dioses del Bien retiraron el apoyo a sus fuerzas de forma que los Caballeros Oscuros pudieron ganar el control absoluto del continente, sólo para verse enfrentados al Padre de Todo y Nada, Caos, y a sus huestes. Muchas fueron las bajas de los Caballeros Oscuros enfrentados a sombras que absorbían la propia existencia de aquellos a quienes tocaban. La traición entre sus propias filas, algo que Ariakan se había esforzado por erradicar de sus ejércitos, volvió a hacer presencia entre las filas del Mal, como ya había ocurrido antaño en las fuerzas de Takhisis. Lord Ausric Krell, un Caballero del Lirio con el rango de Guerrero de la Noche y la mano derecha de Ariakan, envenenó al dragón de su señor. La criatura montada por Lord Ariakan se desplomó desde las alturas donde dirigían el asalto a la Torre del Sumo Sacerdote y luchaban al mismo tiempo contra los engendros de Caos. A pesar de que Lord Ariakan pudo sobrevivir a la caída, murió honorablemente en combate contra las huestes del Padre de Todo y Nada.

Las fuerzas de Caos tenían a Krynn contra las cuerdas y los dioses se vieron obligados a pactar con Caos su marcha, abandonando a los mortales a su suerte. Así, los Caballeros de Takhisis se vieron privados de su liderazgo, el patrocinio de Takhisis y la inspiración que la Visión otorgada por la Reina Oscura representaba para la orden y, a pesar de su indiscutible papel en la victoria contra las huestes de Caos, los Caballeros de Takhisis siguieron quedando relegados a la reminiscencia del Mal de antaño.

Mirielle Abrena tomó el mando de una orden reducida a la sombra de su antigua, aunque reciente, gloria. Los Dragones Supremos que aparecieron tras la marcha de los dioses probaron ser una amenaza no sólo para toda criatura viviente en Krynn sino para las aspiraciones de esta oscura orden de caballería.

Pero Mirielle Abrena consiguió poco a poco restaurar una posición de poder para la Orden. Primero pactó el dominio de Palanthas con Skie (ahora conocido como Khellendros) a cambio de la entrega regular de tesoros y prisioneros. Luego trasladó la sede de la Orden a Neraka, de la que se convirtió en gobernadora. Una vez allí forjó alianzas con los dragones cromáticos de las Montañas Khalkist y subyugó a varias razas humanoides locales.

Con el fin de fortalecer la confianza de los miembros de la Orden e inspirar miedo en sus enemigos, Abrena construyó una mentira basada en el regreso de Takhisis, sin saber que dicha farsa en realidad era una profecía y que Takhisis en realidad no había abandonado el mundo como el resto de los dioses, aunque en esos momentos no podía mostrarse abiertamente en Krynn. Finalmente consiguió también negociar pactos con los letales Señores Supremos de forma que cada uno de ellos empleó a varios agentes de los Caballeros Oscuros.

Así mismo, otro objetivo de Mirielle Abrena para restaurar la Orden fue recuperar la Visión. Con este fin ordenó a tres Caballeros de la Calavera infiltrarse en la Ciudadela de la Luz como miembros de la Legión de Acero y aprender misticismo de manos de Goldmoon. En el año 389 DC el misticismo oscuro se implantó entre los Caballeros de Takhisis, que finalmente recuperaron la Visión en una extensión de la mentira de Abrena. Por entonces, los Caballeros de la Espina estaban considerando escindirse de la Orden pero un misterioso personaje conocido el Hechicero Oscuro- en realidad un avatar de Takhisis- se le apareció al caballero Theo Drawde y le reveló los misterios de la hechicería. Él, a su vez, desveló estos misterios a los Caballeros Oscuros y Mirielle Abrena le ordenó reinstaurar la Orden de la Espina bajo su liderazgo, con el rango de Lord Caballero.

En el año 392 DC ( o el año 9 SC), el Gran Maestre de los Caballeros de Solamnia, Gunthar Uth Wistan, intentó pactar un acuerdo de colaboración entre las dos órdenes por el bien de Ansalon. Mirielle aceptó en apariencia pero planeó en privado aprovecharse de la senilidad del Gran Maestre y traicionarlo. Gunthar fue asesinado por unos draconianos y las tensiones crecieron entre las dos órdenes, haciendo imposible cualquier colaboración que, por otro lado era indeseada por ambas.

Mirielle Abrena fue asesinada a manos de Morham Targonne en el año 420 DC. El cambio de liderazgo significó un punto y a parte en la orden que sufriría una profunda reforma y sería rebautizada como los Caballeros de Neraka, simbolizando la ruptura definitiva con la diosa que hasta entonces había sido su patrocinadora.

Organización y funcionamiento

Siendo una versión oscura de los Caballeros de Solamnia, los Caballeros de Takhisis comparten muchas similitudes con esta organización del Bien.

La orden de los Caballeros de Takhisis se divide a su vez en otras tres órdenes:

- Los Caballeros del Lirio: son el cuerpo físico de la caballería, compuesta por guerreros entrenados para luchar en combate singular, ya sea a pie, a caballo o a lomos de un dragón. En sus armaduras lucen los símbolos de la orden.

- Los Caballeros de la Calavera: son el cuerpo espiritual de los Caballeros de Takhisis, guiando a la orden a través del poder de la Visión. Se trata básicamente de clérigos oscuros que ponen la magia divina al servicio de la orden.

- Los Caballeros de la Espina: cuerpo intelectual de la caballería, está compuesta principalmente de magos que trazan estrategias para las conquistas de la orden, las cuales apoyan mediante las artes arcanas. Se visten con túnicas grises, marcando su desentendimiento con las Órdenes de Alta Hechicería.

Ariakan dispuso en su día que los miembros de las tres órdenes- guerreros, magos y clérigos- se entrenaran conjuntamente de forma que se complementaran los unos a los otros en batalla.

Los escuderos de la Orden del Lirio no son considerados oficialmente como parte de la caballería y, por tanto, no tienen rango militar. Dentro de los esquemas del ejército, los aspirantes son los miembros de rango inferior y son básicamente tropas de asalto. Los oficiales tienen el mando directo sobre las tropas en combate y los generales y estrategas de la Caballería reciben el rango de Señor. Estos oficiales tienen bajo su mando a tropas que varían en número, pudiendo ir desde las pocas decenas a varias centenas. Para llegar a este rango un oficial ha de haberse probado como caballero y haber liderado con éxito las tropas de asalto bajo su mando. Aún así, sólo podrá subir en rango y convertirse en Señor si existe una vacante, aunque tal vacante puede ser creada mediante un duelo y, de hecho, los oficiales son alentados a batirse en duelo singular para progresar en la Orden. El rango más bajo entre los "Señores" es el de Marshal, seguido por el Maestro, quien informa directamente a los jefes de sus Órdenes, los Señores Caballeros. Los caballeros que ostentan estos dos rangos inferiores están a cargo de un número variable de caballeros que, en todo caso supera el millar y que puede llegar a más de 6000 caballeros, divididos en cuatro escudos. Los caballeros de rangos más elevados son seleccionados por un tribunal de Señores sólo cuando existe una vacante como resultado de un fallecimiento, pero no están permitidos los combates singulares para obtener dicho rango, a diferencia de los oficiales. En este caso, el tribunal de Señores puede determinar que cada aspirante a Señor Caballero debe participar en un torneo o realizar una misión extremadamente peligrosa. Sólo existen tres Señores Caballeros en un momento dado, uno por cada orden, y éstos informan directamente al Señor de la Noche, el comandante supremo de los Caballeros de Takhisis.

Durante la historia de esta orden como tal, Ariakan, y Mirielle Abrena a la muerte de éste, fueron los comandantes supremos de la orden, recibiendo el rango de Señores de la Noche.

Señor de la Noche

Orden de Señores

Señor del Lirio

Señor de la Calavera

Señor de la Espina

Maestro del Lirio

Maestro de la Calavera

Maestro de la Espina

Marshal del Lirio

Marshal de la Calavera

Marshal de la Espina

Oficiales

Campeón del Lirio

Campeón de la Calavera

Campeón de la Espina

Custodio del Lirio

Custodio de la Calavera

Custodio de la Espina

Guardián del Lirio

Guardián de la Calavera

Guardián de la Espina

Guerrero de la Noche

Sacerdote del Hueso

Aprendiz de la Sangre

Acólito de la Noche

Acólito del Hueso

Acólito de la Sangre

Novicio de la Noche

Novicio del Hueso

Novicio de la Sangre

El Código de los Caballeros de Takhisis es el conjunto de leyes que rigen la Orden y se basó también en su homólogo solámnico, si bien fue modificado por la Visión. Se basa en el ideal del respeto por los aliados y por aquellos enemigos que lo merecen, tales como los Caballeros de Solamnia. Así, en combate, un Caballero de Takhisis saludará a su oponente sólo si se trata de un enemigo honorable.

También se fundamenta en la lealtad de los Caballeros Oscuros hacia la orden. Tal es la extensión de este principio que un Caballero de Takhisis es libre de robar o asesinar sólo si con ello beneficia a los objetivos de la Orden. El fracaso es severamente penalizado, despojando al acusado de su armadura mientras se le inflinge un castigo tanto físico como mental. Casos tales como la traición, desobediencia de las órdenes o asesinar a otro Caballero de Takhisis sin el duelo pertinente conllevan la pena de muerte. Los duelos son muy importantes dentro de la Orden y no sólo se utilizan para escalar rangos, sino que también se recurre a ellos para resolver conflictos basados en el honor.

Si un caballero es acusado de quebrantar el Código puede solicitar que otro caballero actúe como su abogado pero, si durante el juicio el caballero es declarado culpable, tanto él como su abogado serán ejecutados.

Finalmente el Código se erige en tres principios básicos que guían a cada una de las órdenes que componen los Caballeros de Takhisis:

- Orden del Lirio: "La independencia engendra caos. Sométete y sé fuerte."

- Orden de la Calavera: "La muerte es paciente. Fluye desde dentro y desde fuera. Manténte alerta ante todo y sé escéptico respecto a todo."

- Orden de la Espina: "Aquél que sigue al corazón descubre que sangra. No sientas nada excepto la victoria."

Cada caballero recibe la Visión al ingresar en la Orden. Esta manifestación tiene dos vertientes: por un lado se le muestra el objetivo global de la Orden, que no es otro que la dominación absoluta de Krynn; por otro lado, se muestra una visión particular a cada caballero, originariamente administrada por Takhisis a través de un Caballero de la Calavera, en la que el caballero conoce su lugar en la caballería y el papel que jugará en el gran esquema de la Orden.

La Prueba de Takhisis es una peligrosa prueba de lealtad para demostrar que los corazones de los aspirantes al ingreso en la Orden son leales al propósito de la visión de la Reina de la Oscuridad. En todo caso, el fracaso conlleva la muerte. Si el aspirante supera la prueba, será llevado al Templo de la Reina, donde pasará cuatro días de ayuno y plegarias tras los cuales será investido Caballero de Takhisis y podrá unirse a su nueva Orden.

El Juramento Sangriento es otro prerrequisito para ingresar en los Caballeros de Takhisis. Su principio es simple: someterse o morir. Con este proceso se pretende enseñar a los aspirantes que deben estar completamente dedicados, en cuerpo y alma, a la Orden. La Orden está por encima de cualquier interés personal.

Miembros destacados

Lord Ariakan: (334 DC- 383 DC) Fundador de los Caballeros de Takhisis y pilar fundamental de la orden hasta su muerte, fue el autor del Código de la Orden y el arquitecto de toda su estructura y organización. Bajo su liderazgo esta caballería auspiciada por Takhisis conoció una gloria hasta entonces ignota, que concluyó a su muerte, en el Verano de Caos.

Steel Brightblade: (347 DC- 383 DC) Hijo del virtuoso Caballero de Solamnia, Sturm Brightblade, y de la Dama Oscura, Kitiara Uth Matar, fue criado por Sara Dunstan y, a su mayoría de edad, el mismísimo Ariakan patrocinó al joven en su ingreso en los Caballeros de Takhisis. Siempre se sintió dividido entre la figura de su padre, honorable Caballero de la Corona y Héroe de la Lanza al servicio de Paladine, y la figura de su madre, Señora del Dragón del Ala Azul durante la Guerra de la Lanza y una de las mejores campeonas de Takhisis. Sin embargo se aferró al al honor de caballero hasta el final. Luchó junto a su primo Palin Majere en la Batalla de Caos en el Abismo. Allí pereció honorablemente y su cuerpo yace en la Tumba de los Últimos Héroes en Solace.

Mirielle Abrena: (ca. 364 DC- 420 DC) formó parte en la fundación de la Orden bajo las órdenes de Ariakan. El Señor de la Noche le ordenó conquistar Ergoth del Norte durante la campaña del año 383 DC, pero encontró una severa resistencia y, de hecho, nunca fue capaz de tomar la nación. A la muerte de Ariakan reclamó el rango de Señora de la Noche y se convirtió en Gobernadora de Neraka. Fue la artífice de la supervivencia de la Orden tras los sucesos acontecidos durante el Verano de Caos y los difíciles tiempos que lo siguieron y, de hecho, reestableció el poder que los Caballeros de Takhisis habían perdido durante el despuntar de la Quinta Era y la llegada de los Dragones Supremos. Fue asesinada por Targonne, quién envenenó su cena.

Morham Targonne: (? - 421 DC) Proveniente de una poderosa familia de nobles de Jelek, ascendió rápidamente en la Orden gracias a su perspicacia. Como Caballero de la Calavera se especializó en el arte del mentalismo y utilizó su poder para beneficiar a su familia mediante acuerdos comerciales con los Caballeros de Takhisis. Abrena lo ascendió a Señor de la Calavera, el rango más alto dentro de los Caballeros de la Calavera. Desde esta posición se encargó de dirigir todos los antiguos templos de Takhisis, entre otras responsabilidades administrativas, pero no era suficiente para él así que preparó el asesinato de Mirielle Abrena para apoderarse del rango de comandante supremo de la Orden. En el 420 DC se convirtió en Señor de la Noche de la reformada orden, convertida en los Caballeros de Neraka a partir de ese momento.

Theo Drawde: El Señor de la Espina obtuvo su rango tras introducir la hechicería en la caballería. Su paradero actual es desconocido.

Sara Dunstan: (324 - 398 DC) Amante de Lord Ariakan y madre adoptiva de Steel Brightblade, muchos han olvidado ya que la fundadora de la Legión de Acero formó parte de la orden de los Caballeros de Takhisis, si bien no tuvo un papel destacado a pesar de tener a varios caballeros bajo su mando. Durante la época posterior a la muerte de Ariakan se dedicó al entrenamiento de jinetes de dragón para la Orden, dándose a conocer como Sara Conby. Incluso llegó a tener una posición de cierta influencia bajo el gobierno de Mirielle Abrena, tras salvar la vida de la Señora de la Noche. Pero, sin duda, el acontecimiento más destacado de su trayectoria como Dama de la Orden fue el hecho de vencer en duelo a Mirielle, tras haber sido acusada de espía. No obstante, Sara se marchó al concluir el duelo, perdonando la vida de Mirielle Abrena, y regresó a Solace, donde iniciaría la fundación de una nueva orden de caballería.

Lord Ausric Krell: ( ? - 383 DC) Nacido en Nordmaar y reclutado por el propio Ariakan, este Caballero del Lirio que fue la mano derecha de Lord Ariakan durante toda la campaña de conquista de Ansalon previa al Segundo Cataclismo, el desenlace de la Guerra de Caos, fue también quien traicionó a su señor. Krell envenenó al dragón de Ariakan, Pyraxxus, justo antes de la batalla contra las huestes de Caos en la Torre del Sumo Sacerdote. El rojo se desplomó desde gran altura dejando a su montura sola contra los engendros de Caos, un enfrentamiento que resultó en tragedia. Zeboim, enojada por la muerte de su hijo, castigo a Lord Krell convirtiéndolo en un Caballero de la Muerte, un espectro, y condenándolo a vagar en el Alcázar de las Tormentas.

Aliados y enemigos

Entre los aliados más notables de los Caballeros de Takhisis se encuentran los dragones cromáticos; los Dragones Supremos; los minotauros; los cafres o tarmaks, que provienen de la isla-continente de Ithin-Carthia (más allá de las Islas Sangrientas); un grupo de malvados monjes adoradores de Takhisis llamados El Corazón del Dragón, cuyo origen es desconocido aunque se cree que ya trabajaron con Ariakas durante la Guerra de la Lanza; una unidad formada por draconianos, goblins, hobgoblins, ogros y mercenarios humanos denominada Los Seguidores de la Oscuridad; y una unidad de exploradores llamada Bündesphar que sirven a Canus, una entidad asociada con Takhisis, y que ya servían a la Reina de la Oscuridad durante la Guerra de la Lanza.

Entre el gran número de enemigos que la Orden se ha forjado a lo largo de su trayectoria se encuentran los draconianos bajo el mando de Kang, a quienes los Caballeros de Takhisis intentaron matar, cuando supieron que habían descubierto a las hembras draconianas, por verlos como una amenaza; los elfos, hijos de Paladine, enfrentados a la orden desde sus inicios por su asociación a Takhisis; las Sagradas Ordenes de las Estrellas, excepto Takhisis y ocasionalmente Zeboim; los Caballeros de Solamnia, como orden de caballería antagonista, cuyo fin es servir al Bien; la Legión de Acero, formada en parte por desertores de las filas de los Caballeros Oscuros; y los Magos de la Alta Hechicería, enemigos enconados de los Caballeros de la Espina al operar estos últimos fuera de las leyes establecidas por los dioses de la magia y ser considerados renegados.

Además existe un grupo organizado como resistencia a la ocupación de los Caballeros de Takhisis en Palanthas, llamado Los Hermanos de la Libertad, que se formó poco después del Verano de Caos.

Enclaves

El Alcázar de las Tormentas: situado en una isla que surgió a partir de un volcán dormido al norte del Mar Sirrion, recibe su nombre a partir de las fuertes tormentas que azotan la isla continuamente. Fue la principal plaza de los Caballeros de Takhisis bajo el mando de Ariakan, una fortaleza de inexpugnable, construida en un sólo año. Su fachada es de mármol negro con parapetos donde los aprendices de caballero montaban guardia. Entre sus estructuras más destacables se encuentran:

- El patio o pista de los Dragones, situado al norte del alcázar, es un gran patio adoquinado y cubierto de paja que servía para el aterrizaje de los dragones cromáticos y la práctica de ejercicios y tácticas de los caballeros.

- La Torre de las Espinas, un lugar dispuesto para el estudio de la magia apartado de la doctrina de la Alta Hechicería. Esta torre, pequeña en comparación el resto de torres del complejo, está unida a un conjunto de salas subterráneas que sirven como laboratorios, bibliotecas y otras estancias, mientras que la torre en sí alberga los aposentos de los Túnicas Grises.

- La Torre de los Lirios, residencia de los Caballeros del Lirio y de decoración austera. La mayoría de sus habitaciones son de reducido tamaño y únicamente albergan un camastro y un barreño. Existen otras salas dedicadas a gimnasios y bibliotecas llenas de tratados marciales. Bajo la torre existen unas catacumbas donde se guarda el tesoro de los caballeros.

- La Torre de las Calaveras, la más alta de la fortaleza, sirve de residencia a los Caballeros de la Calavera y como centro de veneración a Takhisis. La torre está conectada al Templo de la Reina mediante diversos pasajes. En lo alto se encuentra la atalaya de las Tormentas, cámara personal del Señor de la Calavera, desde donde puede escudriñar cualquier lugar de Ansalon mediante la magia.

- El Templo de la Reina, formado por una única gran capilla en la parte superior en la que se erige una enorme estatua de un dragón de cinco cabezas, formando un trono en el que se encuentra otra estatua de Takhisis, esta vez en la forma su forma de Guerrero, con una espada en su regazo. En el nivel inferior se encuentran otros santuarios dedicados a los distintos aspectos de la diosa.

- El Templo de las Estrellas Oscuras, dedicado al resto de dioses del Panteón Oscuro, con Zeboim en un lugar prominente entre ellos.

- La Torre Central, que contiene las salas de reuniones principales, comedores, cocinas, alojamientos de los sirvientes y otras salas de uso general además de la cámara de Ariakan, en su cima.

- La Torre de los Dragones, situada junto al patio y unida a la armería, estaba dedicada al cuidado de los dragones así como servía para albergar el equipo de los jinetes de dragón. La torre está conectada a una profunda red de cuevas bajo la fortaleza que sirven de guaridas a los dragones más jóvenes.

- La armería, es una pequeña torre en la que se albergan las armas y armaduras de los caballeros y que, en sus niveles superiores, alberga cinco herrerías distintas. También se puede encontrar una tenería. Bajo la torre, en una sala oculta se encuentra una fuente natural de metal dragonil formando un estanque.

- Los acuartelamientos, que sirven de barracones a aspirantes de la Orden que aún no han conseguido su ingreso. Estos bárracones tienen una única entrada por la puerta norte que da al patio, impidiendo el acceso al resto del complejo. En su interior alberga cocinas, un comedor y las letrinas privadas de los aspirantes.

- La Torre de Aislamiento, construida sobre un saliente que despunta desde la propia isla, esta torre está conectada con la Torre de las Calaveras mediante un pasaje arqueado. Se trata de una torre prisión donde se mantiene a los prisioneros que deben ser interrogados o castigados. Por ello, el único modo de entrar y salir es mediante el pasaje que la une con la Torre de las Calaveras. Bajo la Torre se encuentran las criptas de los Malditos, donde se alberga a aquellos prisioneros que jamás serán liberados.

- Las Torres de Vigilancia, dos torres idénticas al norte del patio desde las que se mantiene una vigilancia constante hacia el norte, hacia Ansalon, en previsión de un ataque. En su parte superior se guardan balistas y catapultas y las escaleras que conducen a estas torres sirven de acceso a los parapetos del norte del patio.

Tras la caída de Ariakan, esta fortaleza se convirtió en la morada del Caballero de la Muerte Lord Ausric Krell, razón por la cual ningún mortal volvió a poner un pie en ella.

Fortaleza de Darkhaven o Refugio Oscuro: situada en el área conocida como la Desolación, es la base de operaciones de los agentes de la Orden que trabajan en alianza con Malystryx, la más temible de los Señores Supremos. Su dominio sobre esta zona se extiende hasta Kendermore.

La ciudad de Neraka: Tras la muerte de Ariakan, los cuarteles generales de la Orden se trasladaron a esta ciudad que ha tenido durante siglos una estrecha relación con el culto a Takhisis.

Además, su dominio se extendió casi por todo Ansalon, hasta la llegada de los Dragones Supremos y, a pesar de ésta, han conseguido mantener una gran influencia en Palanthas, Qualinesti y Khur entre otras regiones.

Por último, cabe señalar un santuario conocido como El Descanso de Ariakan. Se trata de una cueva situada en las montañas Khalkist, cerca de Neraka, a la que Ariakan fue conducido por su madre tras la huída de Solamnia. En ella fue donde Takhisis se le manifestó por primera vez y donde surgiría la concepción de los Caballeros de Takhisis. El propio Ariakan convirtió la cueva en un santuario, un lugar de veneración y reflexión para sus caballeros. La cueva se divide en tres salas:

- la Sala de las Sombras, que es el corazón del santuario, es muy amplia y está iluminada por 12 antorchas mágicas.

- la Sala de Takhisis, situada a la izquierda de la Sala de las Sombras, alberga un altar con la forma de un dragón de cinco cabezas del que se desprendía una extraña luz (hasta la conclusión de la Guerra de los Espíritus).

- la Sala de Zeboim, situada a la derecha de la Sala de las Sombras, por ella transcurre una pequeña catarata que termina en una corriente que se dirige hacia el exterior. El suelo está cubierto de conchas y al borde de la catarata se encuentra una estatua de una tortuga dragón.

Los enanos descastados al servicio de los Caballeros Oscuros ayudaron a modelar la Sala de Takhisis y la Sala de Zeboim. Se dice que Ariakan visitaba el santuario una vez al año, en el aniversario de la manifestación de Takhisis como el Guerrero Oscuro.

Nota: Para saber más sobre el destino de esta orden de caballería puedes consultar la entrada "Los Caballeros de Neraka", actualmente en construcción.