Dragonlance

 

.: Menu :.

 

 

.: Debate del mes:.

 

 


.: La legión minotaura :.

Los ilusos a menudo ven las fuerzas armadas de los minotauros como una horda con poca organización y estrategia. Esto no podría estar más lejos de la realidad, pues la información reciente indica que el Imperio tiene bajo su mando una fuerza compleja, igual en sofisticación a cualquier otra en Ansalon.

La base del Imperio son las legiones. Varias de estas unidades se extienden a lo largo y ancho del Imperio, cada una con unos efectivos que van de los 3000 a los 5000 soldados de infantería, y una dotación de caballería. Además, catapultas y balistas acompañan a la infantería. El armamento generalmente incluye hachas, espadas, mazas y arcos, aunque también se suelen utilizar algunas picas, y la caballería usa lanzas. Los soldados visten faldas de cuero o metal, sandalias, corazas y yelmos que dejan descubierta la cara, diseñados para deslizarse sobre la base de los cuernos de los soldados.

Cada legión tiene su propia bandera, y algunas toman sus nombres de animales de pesadilla. Entre las más prominentes de estas últimas están los Negros o la legión de entrenamiento Caballo de Guerra, la legión del Grifo Volador, y la legión Perdición de Dragones. Los colores varían en cada fuerza.

El soldado básico de una legión no tiene rango o título. Él, o ella, es simplemente un guerrero juramentado al Emperador y al general de la legión. El primer rango que un soldado puede llegar a alcanzar es el de decurión. Un decurión es un oficial con autoridad sobre diez guerreros. Él, o ella, es responsable de las acciones de esos diez, incluyendo el entrenamiento continuo, el cuidado del armamento, y, sobre todo, la preparación para el combate. Los decuriones se identifican por llevar una insignia, sujeta cerca de su hombro derecho, que es el símbolo de su legión bordeado por un círculo blanco. Dentro de la legión hay varios sub-rangos de decuriones, el más alto de los cuales es llamado el Primero, el siguiente el Segundo, y así sucesivamente.

Por encima del decurión esta el centurión , al cual los minotauros consideran el primer rango de oficial. Los centuriones comandan nueve decurias, es decir, un total de noventa y nueve guerreros, además de un correo siempre a mano, el cual mantiene el contacto entre el centurión y sus propios superiores. Un centurión es el rango más bajo de oficial, y puede ser destacado a cargo de un puesto avanzado o una guarnición. Los centuriones portan una insignia cerca del hombro derecho, que es el símbolo de su legión rodeado por un círculo plateado. Al igual que con los decuriones, los centuriones tienen menos autoridad que cualquiera de rango superior, independientemente de la legión a la que pertenezcan.

Por encima del centurión está el capitán. De todos los rangos, el de capitán es el más flexible. En teoría, un capitán o capitana comanda cinco centurias, o, lo que es lo mismo, un total de 505 guerreros. El número cinco es símbolo de gran suerte entre los minotauros, y, en particular, lo ven como fortuito cuando entran en batalla. Sin embargo, los capitanes también sirven como oficiales independientes, y son nombrados para misiones especiales y tareas de guarnición, entre otras. Los capitanes de las legiones no deben ser confundidos con los capitanes de la Guardia Imperial o Estatal, quienes suelen ejercer un mayor nivel de autoridad, aunque tengan un menor número de soldados bajo su mandato directo. Los capitanes de las legiones llevan una insignia cerca de su hombro derecho con el símbolo de su legión rodeado por un círculo rojo. Sus yelmos llevan penachos de crin de caballo, y a veces llevan capas cortas del color de su legión.

Por encima de los capitanes se encuentran los sub-comandantes de las legiones, comúnmente llamados comandantes o, de manera menos usada, con el término más tradicional: treverianos. Hay cinco treverianos por legión, y cada uno ostenta el mando de una porción variable de ésta. El primer teveriano dirige el grueso de las tropas terrestres. El segundo treveriano supervisa la caballería, y el tercero está a cargo de cualquier clase de artillería, como catapultas y balistas. Bajo las órdenes del primer treveriano se encuentran el cuarto y el quinto, que ayudan en la coordinación de los flancos izquierdo y derecho, respectivamente, durante cualquier combate de importancia. Si el primer treveriano es asesinado o despedido, el segundo tomará el mando a la menor oportunidad y los otros treverianos escalaran los puestos que les correspondan. Puesto que los minotauros son entrenados en todos los aspectos de la guerra legionaria, generalmente se requerirán pocas modificaciones de ocurrir a un cambio de mando. Los treverianos llevan una insignia en la zona de su hombro derecho con el símbolo de su legión rodeado por un círculo azul. Sus yelmos tienen penachos algo más largos que los de los capitanes y también usan capas con los colores de sus legiones. Los treverianos también se encargan de organizar las provisiones para sus respectivas secciones, para lo que cuentan con personal propio.

El mando total de cada legión es, por supuesto, del general, fácilmente identificable por el elaborado penacho de crin que pende de su yelmo y la larga y ondeante capa carmesí sujeta al hombro por insignias doradas con el símbolo de su legión. El general es el soberano absoluto de sus fuerzas, con la capacidad de promocionar, comandar o ejecutar soldados según corresponda. Cada general tiene un séquito personalmente escogido de entre diez y cincuenta individuos, incluidos los treverianos. Varios generales de legiones distintas han conseguido el trono, ya que su posición requiere la mayor de la fuerza y la estrategia. Cuando hay más de una legión envuelta en una lucha, la antigüedad y la reputación indican qué general será considerado comandante supremo.

Un minucioso estudio sobre las legiones minotauras incluiría otros sub-oficiales y elementos, pero el conocimiento de esta jerarquía básica ya da muchas pistas sobre la verdadera organización de la milicia minotaura. La noción de una descerebrada y bárbara horda debería dejarse en el pasado, o el siguiente en enfrentarse a su poder podría verse desagradablemente sorprendido… y fácilmente derrotado.

 

Propiedad de Wizards of the Coast

Traducido por artemis2 y Ronmed

 

[Volver]