Dragonlance

 

.: Menu :.

 

 

.: Debate del mes:.

 

 


Michael Williams, el Bardo de Krynn

Por Trampas Whiteman

Dragonhelm: Andrewgray pregunta: "¿Cómo fue tu primer acercamiento como escritor a la saga Dragonlance?”

Michael Williams: El acuerdo fue negociado a punta de pistola.... No, realmente, creo recordar que empezó con mi acercamiento a Margaret y Tracy. Estaba en el equipo inicial de diseño de Dragonlance, y Margaret había leído alguno de mis poemas y le habían gustado. Nos conocimos a través de Tracy; me acerqué a él en un aparcamiento en Wisconsin (según recuerdo, era invierno y –de esto estoy más seguro—él llevaba un magnífico y sólo ligeramente absurdo sombrero de cowboy), y desde el principio se mostró predispuesto. Eso es lo bueno de Margaret y Tracy: no son nada territoriales. Si era bueno para el proyecto, no había nada más que hablar. Así que me probaron encargándome cuatro o cinco poemas para “El Retorno de los Dragones”. Les gustaron, y siguieron pidiéndome poemas para los siguientes cinco libros de las dos trilogías (Crónicas y Leyendas). Sólo era el primer paso hacia la escritura de relatos cortos y, más adelante, de novelas que haría para la saga..

Dragonhelm: ¿Qué te parece que los fans se refieran a ti como “El Bardo de Krynn”?

Michael Williams: Me siento entre halagado e indiferente. Siempre templo mi capacidad para aceptar los elogios con el ser consciente de que habrá muchísima gente también a la que no le gusten los poemas. Así que, me gustan mis trabajos, y si por eso alguien quiere llamarme Bardo de Krynn, no soy quién para juzgarle.

Dragonhelm: ¿Qué te inspiró en la creación de todos esos maravillosos poemas de Dragonlance, y cómo te parece que encajaron con la ambientación? ¿Crees que otros mundos fantásticos se beneficiarían de la inclusión de poemas?

Michael Williams: La inspiración vino, simplemente, del entorno e historia creada por Tracy y Margaret. Creo que lo que los poemas hicieron fue dar a Krynn la sensación de una gran, profunda y antigua cultura, un lugar donde la gente cantaba, reflexionaba y meditaba. Desde luego, creo que la poesía es un buen recurso en la mayoría de las ambientaciones fantásticas que he visto: la poesía se contrapone al lenguaje de la misma manera que la fantasía se contrapone a la realidad, así que creo que van de la mano.

Dragonhelm: Clive y Reinbowarrior quieren saber: "Cuando escribías el Cántico del Dragón y el Canto de los Nueve Héroes , ¿habías leído algo de las Crónicas o te inspiraste a través de conversaciones con Margaret Weis y Tracy Hickman sobre la ambientación y la trama?”

Michael Williams: Según recuerdo, fue más que nada a través de conversaciones. Creo que no trabajé muy a menudo a partir del texto, aunque leí algo de las Leyendas para entender la motivación de los poemas.

Dragonhelm: En las recientes “podcasts” (emisiones a través de Internet e iPod) sobre el libro “Dragons of the Dwarven Depths”, Margaret Weis y Tracy Hickman hablaron sobre los orígenes de algunos de los cantos de las Crónicas, y Tracy mencionó que, en aquella época, propusiste una canción para Caramon. Háblanos de ello.

Michael Williams: Sí, Tracy recordará eso. La mayoría de mis acuerdos en Dragonlance fueron gestionados a través de Margaret, y mientras Tracy y yo nos encargábamos de inventar poemas para hacernos reír el uno al otro. El poema era simple y directo:

Dragonlance, Dragonlance
I see Tika's underpants.

(Dragonlance, Dragonlance,
le estoy viendo las calzas a Tika.)

Y ya he dicho suficiente.

Dragonhelm: Margaret y Tracy también mencionaron como surgió la frase “¡Mira, Raist, conejos!” y como pasó de ser una simple broma a uno de los momentos más célebres de las Leyendas. Háblanos de ese pasaje.

Michael Williams: Impulsado por el “bourboun” en una noche en la que estábamos jugando a rol algunas partes de la historia (como muchos de vosotros sabéis, hacían eso para probar la trama, la caracterización o el potencial de ciertas escenas) imaginé a Caramon atraído (y distraído) por el juego de luces y sombras en un entorno muy precario. Él hace dibujos con las sombras, y se entretiene tanto que tiene que anunciar su hazaña a Raistlin. Nunca lo interpreté como muy inteligente… Pero M & T transformaron el momento en algo conmovedor y completamente inesperado por sus más bien ridículos orígenes.

Dragonhelm: Tanthalus quiere saber: “No estoy seguro de si Margaret y Tracy habrán contactado contigo, pero, ¿hay alguna posibilidad de disfrutar de alguno de tus poemas en los siguientes dos volúmenes de Lost Chronicles? Tus poemas fueron una parte integral de las dos primeras trilogías, y me parecería un poco erróneo no tenerlos en Lost Chronicles.”

Michael Williams: Gracias. No, no hemos hecho acuerdos respecto a más poesía, y no preveo que lo hagamos por un tiempo. Estoy muy ocupado con unos cuantos proyectos educacionales y de escritura.

Dragonhelm: Khaisai pregunta: Me recuerdo leyendo las Crónicas Anotadas y conteniendo mis propias ganas de saltar a la última página, en la que estaba el Adiós de Raistlin, hasta haber acabado el libro entero – estaba muy ansioso de ver los comentarios de esa parte, ya que es uno de los poemas tuyos que más me gustan. Me interesó leer que tú sentías que había quedado un poco plano y forzado – me preguntaba por qué piensas así, y qué cambios harías (si los hicieras) para tratar de cambiar eso si tuvieras la oportunidad de revisarlo.

Michael Williams: Ahora no lo cambiaría. Renuncié desesperado, porque cuando no consigues hacer bien alguna parte de un poema, sin importar desde cuántos ángulos lo mires, lo mejor es seguir adelante y escribir otro.

Dragonhelm: Dr._Teeth pregunta: "¿Qué se siente al ser una figura con tanta polaridad en el universo Dragonlance? Parece que todo el mundo, o ama tus novelas, o las odia (en especial los dos libros de Galen Pathwarden). Por cierto, a mí realmente me gustaron, más El Caballero de Solamnia que El Caballero Galen, pero me encantaría una tercera historia de Galen ya adulto. ¿Alguna vez se ha hablado de ello?”

Michael Williams: ¿Tanta polaridad? Bueno, parece… algo… extremo. O una cosa u otra. Quiero pensar que esto es porque esos dos libros son algo fuerte e inusual en la saga. Creo que no hay muchos como ellos. Esto puede ser tanto bueno como malo. Nunca he pensado en hacer volver a Galen. ¿Debería?

Dragonhelm: Budgie21 pregunta: "Tu poema "The Journey" realmente me conmovió. Además de memorizarlo entero, lo copié y lo conservo en mis libretas. Los dos primeros versos, ¿están escritos como si fueran vistos a través de los ojos de un Dragón Dorado? ¿O es sólo otro halcón?"

Michael Williams: Gracias por esa reacción tan sincera. Creo que el principio del poema está contado desde el punto de vista de un halcón, pero lo dejo a la imaginación del lector.

Dragonhelm: Tracy Hickman quiere saber: "¿Qué diablos pasó con los poemas de película clásica que escribiste para Trademark Jail?"

Michael Williams: Que me condenen si lo sé. Incautados con todas las drogas con las que traficábamos en Lake Geneva.

Dragonhelm: Terminal_echoes pregunta: "En El Caballero de Solamnia (el mejor libro DE TODOS LOS TIEMPOS), ¿cuál fue tu inspiración/modelo para crear a Galen Pathwarden? Lo pregunto porque, quizá por coincidencia, en la Antigua (y clásica) película Dragonslayer, el nombre del protagonista es Galen Brandwarden, quien además se parece mucho al Galen de tu libro y con el que comparte similares peculiaridades idotas."

Michael Williams: Pura y completa coincidencia, en pocas palabras, y pasé una gran vergüenza cuando descubrí el parecido.

Dragonhelm: ¿Planeas volver al mundo de Dragonlance en poco tiempo? Si así es, ¿en qué clase de proyectos vas a trabajar, o en cuáles te gustaría hacerlo? ¿En qué otros proyectos estás trabajando?

Michael Williams: Estoy trabajando en otra novela, ambientada en los Estados Unidos desde finales de los 60 hasta el día de hoy. Será un libro, mágico, realista y maduro. Yo debería ser sureño...

Traducido por Ronmed